sábado, 1 de febrero de 2020

Devil's Daughter (Lisa Kleypas)

Aunque la hermosa y joven viuda Phoebe, Lady Clare, nunca ha conocido a West Ravenel, ella sabe una cosa con certeza: es un malvado matón. Cuando eran jóvenes, en el internado, hizo que la vida de su difunto esposo fuera un infierno y, por eso, ella no lo perdonará jamás. Pero, cuando Phoebe asiste a una boda familiar, se encuentra con un encantador e increíblemente apuesto desconocido que envía una descarga de hielo y fuego por su cuerpo. Y luego se presenta… Como nada menos que West Ravenel. 
West es un hombre con un pasado manchado. Sin disculpas, sin excusas. Sin embargo, en cuanto conoce a Phoebe se ve consumido por un deseo irresistible… y por la certeza de que una mujer como ella está fuera de su alcance. Lo que West no sabe es que ella no es sólo una puritana aristócrata. Es la hija de una florero de inquebrantable voluntad que hace mucho tiempo se escapó con Sebastian, lord St. Vincent, el peor libertino de Inglaterra. 
En poco tiempo, Phoebe se propone seducir al hombre que ha despertado su naturaleza ardiente y le ha mostrado un placer inimaginable. ¿Será suficiente la pasión que sienten para superar los obstáculos del pasado?
Sólo la hija del diablo lo sabe…

Devil’s daughter es la quinta entrega de la serie Los Ravenel, que supuso el regreso de Lisa Kleypas a la novela histórica. En ella nos encontramos con West Ravenel, a quien hemos conocido bastante bien a lo largo de las entregas anteriores, y con Phoebe, hija de Evie Jenner y Sebastian, Lord St. Vincent. 

West es un hombre consciente de su pasado que ha asumido que no existe un futuro para él. Tras una juventud de libertinaje y excesos, parece haber encontrado su sitio en el mundo en la finca de su hermano, entre campesinos, cerdos “mascota” y nueva maquinaria agrícola. Su inteligencia le ha servido para mejorar la producción de la finca, para solucionar los problemas financieros que acarreaba el título heredado, inesperadamente, por su hermano e, incluso, para salir del abismo al que sus excesos le habían llevado. Sin embargo, no ha logrado hacer las paces consigo mismo y, seguramente, no las haga jamás.

Phoebe no es una joven normal. Pese a su edad, la larga enfermedad de su esposo y su posterior muerte la han endurecido y obligado a madurar más de lo esperado. Con dos hijos a los que adora y una familia extremadamente unida que la ha apoyado en todo momento, ha logrado salir adelante. No obstante, pese al tiempo transcurrido sigue sin sentirse cómoda entre gente extraña y el fin de semana que debe pasar con la familia política de su hermano se presenta como un suplicio. Sobre todo, teniendo en cuenta de quiénes se trata. La familia Ravenel. La familia de West Ravenel, el hombre que torturó a su débil esposo en su juventud. Pese a no ser una persona mezquina o rencorosa, Phoebe no puede evitar sentir un absoluto rechazo por ese libertino inmoral y malvado del que su marido le habló tan a menudo. Pero el hombre que se presenta como West Ravenel no parece malvado ni mezquino. Trata a sus hijos con cariño, cuida de su familia y ayuda a los campesinos en sus labores. Todo el mundo lo adora y Phoebe no tarda en darse cuenta de que le resultaría muy sencillo enamorarse de él. 

West y Phoebe son personajes opuestos. Él, criado por un padre mezquino y con su hermano como única familia. Ella, descendiente del duque de Kingston y, por tanto, procedente de una familia unida y amorosa en la que harían cualquier cosa los unos por los otros. Sin embargo, la atracción entre ellos es instantánea. Podría ser algo simplemente físico, pero la explicación va más allá. West ha encontrado en salvar a otros el sentido de su vida. Phoebe ha dedicado los mejores años de la suya a cuidar de su esposo. Así, parece lógico que West sienta el irrefrenable deseo de proteger a aquella mujer, de salvarla de la existencia triste y solitaria a la que parece haberse resignado. Y Phoebe… Phoebe sabe que, bajo la apariencia desenfada de West hay un hombre del que nadie ha cuidado jamás.

Junto a estos personajes principales, carismáticos de por sí, nos encontramos con otros que llegan a eclipsarlos en algún momento. Marcus, Lord Westcliff; Lilliam, Evie y Anabelle… ¡Y Sebastian! Sebastian, antiguo Lord St. Vincent y actual duque de Kingston, desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los acontecimientos y deja clara, en cada una de sus apariciones, que el paso de los años no le ha hecho perder ni una pizca de su encanto. Sebastian sigue siendo aquel libertino que, con sólo una sonrisa, conquistaba a cualquiera aunque, por supuesto, su interés sigue estando, tantos años después, completamente centrado en una tímida florero con el cabello del color del fuego.

Devil’s Daughter es una novela divertida, con personajes increíbles que mantiene al lector enganchado a cada palabra desde la primera hasta la última página. No obstante, y pese a ser un libro Kleypas, he de reconocer que me decepcionó el final, ya que me quedé con la sensación de que el desenlace se precipitaba y de que la autora podía haber contado algo más de su vida juntos.


Aún así, para mí, una novela de sobresaliente. 

lunes, 25 de noviembre de 2019

Un día de diciembre (Josie Silver)

Laurie no cree en el amor a primera vista. Piensa que una cosa son las películas y otra, la vida real. Sin embargo, un día de diciembre, su mirada se cruza con la de un desconocido a través de la ventanilla empañada de un autobús. Surge la magia y Laurie se enamora perdidamente, pero el autobús arranca y sigue su camino por las calles nevadas de Londres.
Está convencida de que es el hombre de su vida, pero no sabe dónde encontrarlo. Un año después, su mejor amiga Sarah le presenta a Jack, su nuevo novio, del que está muy enamorada. Y sí, es él: el chico del autobús.
Laurie decide olvidarle, pero...
¿Y si el destino tiene otros planes?

Un día de diciembre es una novela romántica contemporánea donde nos encontramos con Laurie, una chica normal, práctica, aunque con una vena romántica que esconde bajo un cierto cinismo; y con Jack… un caballero fuera de época.
Laurie vive con su mejor amiga, Sarah, en un acogedor apartamento de Londres. Inseparables desde que se conocieron, no podrían ser más diferentes. Sarah es una belleza despampanante, con su cabello pelirrojo y su parecido con la sirenita, a la que le gusta divertirse, beber en exceso y enamorarse con cierta frecuencia. Laurie, por su parte, posee una belleza discreta y un carácter más tranquilo y comedido que el de su compañera. Y, sin embargo, pese a sus diferencias, ninguna de las dos puede entender la vida sin la otra. Por eso, cuando la mirada de Laurie se cruza con la de aquel desconocido a través de la ventanilla del autobús y siente que se ha enamorado perdidamente, la primera en saberlo es Sarah. Día tras día, es Sarah quien la acompaña por los pubs y bares de Londres en busca de aquel desconocido. Laurie se lo ha descrito tantas veces, con tanto detalle, que está segura de que Sarah podría encontrarlo incluso sin ella. Pero, cuando esta llega con su nuevo novio, Laurie descubre que se ha equivocado. Sarah ha encontrado al chico del autobús… pero ella no lo sabe.
Cuando Jack se presenta en el apartamento de su nueva novia para conocer a la mejor amiga de esta, no sabe qué esperar. Sarah la adora y no para de hablar de ella por lo que Jack sabe que debe hacer todo lo posible para caerle bien. Para él, un chico atractivo y encantador, esto no supone ningún problema. Pero, cuando la puerta se abre y la compañera de piso de Sarah aparece ante él, su mundo se vuelve patas arriba. Lo último que esperaba era encontrar a la misteriosa chica del autobús, la que ha ocupado sus fantasías durante los últimos meses.
Ni Jack ni Laurie quieren lastimar a Sarah por lo que cualquier sentimiento entre ellos debe desaparecer. Jack es el novio de Sarah. Laurie su compañera de piso. Y entre ellos nunca habrá nada más que una relación cordial.
Reconozco que siento debilidad por cualquier novela ambientada en Londres. En cuanto esta ciudad aparece, la historia tiene otro color para mí, más acogedor, más romántico. Lo mismo ocurre cuando una novela está ambientada en Navidad. Casi puedo ver las luces y oler las garrapiñadas. Sentir el frío en la nariz y escuchar los villancicos. Así que, si una novela está ambientada en Londres y en Navidad tiene mi atención absoluta. Y si me presentan una historia como esta, tiene mi reconocimiento inmediato.
Lo cierto es que la historia de Laurie y Jack es una historia de querer y no poder, de emociones que, por más que tratan de olvidarse, resultan imposibles de esconder. Ninguno de los dos quiere hacer daño a Sarah pero, en el proceso, se lo hacen mutuamente. Sería fácil pensar: “A la mierda, que se vayan juntos y que le den a Sarah”. Tal vez, esta hubiera sido la escapatoria fácil de la autora. Si Sarah fuera un personaje que provocara rechazo o que resultara insulso, sería sencillo. Pero resulta que es encantadora. Y el lector tampoco quiere hacerle daño. Así que, nos vemos arrastrados por los acontecimientos, igual que los protagonistas. El nuevo novio de Sarah se convierte en su pareja formal. La relación avanza, pasa el tiempo, y es evidente que la relación de los protagonistas es imposible. Cada uno debe seguir su camino, dos vidas paralelas condenadas a no encontrarse nunca.
Una novela en la que el lector sufre hasta el último momento, repleta de ternura pero en la que las escenas tiernas entre los protagonistas escasean y sirven sólo para dar un poco de oxígeno. Más que una novela romántica propiamente dicha es una historia sobre la amistad, la confianza y la importancia de cada una de las decisiones que se toman en la vida.

Para mí, simplemente maravillosa. Sin duda, le daría un sobresaliente. 

lunes, 18 de noviembre de 2019

Lady Victoria

¿Queréis terminar de leer la historia de Lady Victoria

Podéis hacerlo a través del siguiente enlace en El Rincón de la Novela Romántica. Además, encontraréis montones de relatos de diversos géneros. 

¡No os los perdáis!

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Te amaré hasta el amanecer (Johanna Lindsey)

Te amaré

“Violet Mitchell acaba de regresar a Filadelfia tras pasar una temporada en Londres. Lo último que espera es encontrar a sus hermanos al borde de la ruina financiera, y su hogar y su posición social en peligro. Nadie ha vuelto a saber nada de su padre desde que se marchó al Oeste en busca de fortuna en las minas de oro. Violet decide tomar las riendas y viajar a Montana para hallar respuestas.
Morgan Callahan dejó atrás el rancho de ganado de su familia para probar suerte en las minas. Parece que la ha encontrado en un yacimiento de plata pero, cuando se dispone a disfrutarla, Violet se cruza en su camino reclamando lo que, por lo visto, considera suyo.
En medio de las áridas tierras de Montana y en plena fiebre del oro, cuando imperan la codicia y el peligro, y los más despiadados luchan por su lote de riqueza, Morgan y Violet no están dispuestos a ceder. Sin embargo, algo mucho más arriesgado que el oro hará que cambien de propósito.”

Te amaré hasta el amanecer es una novela histórica ambientada en el Oeste de los EEUU en plena fiebre del oro. En ella nos encontramos con Violet, una mujer un tanto peculiar, y con Callahan, un hombre misterioso y de temible apariencia. 
Siendo una niña, Violet perdió a su madre a causa de la tuberculosis y se vio sola con su padre y sus dos hermanos gemelos. Aunque su infancia fue feliz y creció muy apegada a ellos, cuando su tía Elizabeth llega a Filadelfia para llevársela a Londres y criarla junto a sus seis hijas, nadie protesta demasiado. Aunque a su padre y hermanos les llena de tristeza su marcha, saben que es lo mejor para ella, para su educación y para su futuro. Y, pese a que Violet sabe lo mucho que los echará de menos, también es consciente de la necesidad de ese cambio. Por eso cuando, nueve años después, recibe una inquietante carta de uno de sus hermanos en la que le pide que regrese a Estados Unidos, Violet no entiende nada. En plena temporada londinense y convencida de que está destinada a casarse con un aristócrata inglés, al que conoce la noche antes de su partida, Violet emprende el camino de regreso a casa con la firme intención de volver a Londres lo antes posible. No espera, desde luego, encontrar la magnífica casa familiar apenas amueblada, sin sirvientes y sin aquellos lujos a los que estaba acostumbrada. La situación es difícil. Su padre ha perdido su fortuna y, para enmendar su error, ha ido al Oeste en busca de oro. Poco dispuesta a quedarse parada, y con unos hermanos cuya falta de carácter e iniciativa es preocupante, parte hacia las áridas tierras de Montana dispuesta a encontrar a su padre, solucionar sus problemas económicos y regresar a Londres a tiempo para casarse con el caballero al que conoció justo antes de partir.
Morgan Callahan es un tipo al que todos temen. Su tupida barba y su apariencia desaliñada ha contribuido a aumentar los rumores existentes en torno a su persona. Pocos son los que no lo conocen en Butte y menos todavía los que se atreven a acercarse a él. Aún cuando raramente aparece por el pueblo, su presencia intimida y fascina en la misma medida. Procedente de un rancho de Nashart, el Oeste no era más que el medio para conseguir sus sueños pero, con el paso del tiempo, acabó reteniéndolo y, aunque sabe que volverá a casa algún día, no tiene ninguna prisa por hacerlo… Hasta que conoce a Violet.
Lo cierto es que Te amaré hasta el amanecer es una novela que engancha. El personaje de Morgan es un personaje con fuerza, redondo, con una evolución constante a lo largo de la historia y que despierta la simpatía del lector. 
Violet, por su parte… La verdad es que, a mí, me ha provocado sensaciones encontradas. Por un lado, aún cuando se describe como una mujer inteligente y con carácter, en la mayoría de las ocasiones se comporta como una niña malcriada y caprichosa cuyo orgullo se impone a todo lo demás. Obsesionada con un caballero al que conoció apenas unas horas antes de abandonar Inglaterra y con el que, por alguna razón incomprensible, está convencida de que va a casarse, en ocasiones trata a Callahan de forma tremendamente injusta. Llega exigiendo lo que es de su padre, pese a que no tiene ni idea de si su padre tiene algo. Cuando descubre que Callahan fue tan generoso como para permitirle cavar en sus propias tierras, su agradecimiento dura una milésima de segundo y pronto comienza de nuevo con sus exigencias. Por otro, es una mujer familiar que cuida de sus hermanos, curiosamente mayores que ella, y que no duda en asumir las riendas ante una situación difícil. La evolución del personaje es muy lenta y, aunque se trata de un personaje redondo, su comportamiento resulta, en ocasiones, incomprensible.
En general, se trata de una historia con el sello Lindsey. Entretenida y tierna, con personajes interesantes que van apareciendo a lo largo de la trama. Como suele ser habitual en la autora, no hay pasión en las escenas amorosas que constituyen, únicamente, un medio para llegar a ese final entrañable que todos esperamos. Aún así, cuando comienzas a leer el libro, resulta muy difícil dejar la lectura y la trama va fluyendo ágilmente hasta que das la vuelta a la última página.
Si tuviera que darle una nota, le daría un siete. 

viernes, 27 de septiembre de 2019

Ravenel 4. Como dos extraños (Lisa Kleypas)

Como dos extraños

Una mujer que desafía a su tiempo.
La doctora Garrett Gibson, la única médico de toda Inglaterra, es tan atrevida e independiente como cualquier hombre, así que ¿por qué no rendirse a los placeres como hacen ellos? Sin embargo, nunca se ha dejado tentar por aventura amorosa alguna, demasiado ocupada en sus estudios y en su profesión. Hasta ahora. Ethan Ramson, ex detective de Scotland Yard, es un hombre galante y reservado. De él se rumorean muchas cosas, pero nadie sabe a ciencia cierta qué hay de verdad en su historia. A lo largo de una sola noche, Garrett y Ethan dan rienda suelta a sus deseos. Pero a la mañana siguiente, siguen siendo dos extraños.

Un hombre que rompe todas las reglas.
Ethan, un Ravenel despreciado por su padre, tiene muy poco interés en la sociedad elegante londinense. Sin embargo, no puede evitar sentirse fascinado por la osada y bella Garrett. A pesar de que ambos han jurado no volverse a dejar llevar por la tentación después de una apasionada noche de amor, juntos se verán envueltos en una conspiración política que pondrá en juego sus vidas y los límites que se han marcado.
Porque puede que sea más fácil vencer a sus enemigos, que derruir el dique que pone freno a sus corazones.

——-
Como dos extraños supone la cuarta entrega de la serie Ravenel de Lisa Kleypas. En ella nos encontramos con la fascinante doctora Garret Gibson y con el misterioso Ethan Ramson. Aunque a ambos personajes ya los habíamos ido conociendo en libros anteriores, no es hasta este en el que descubrimos quiénes son realmente.

Garret Gibson es la única doctora de Inglaterra. Estudiante brillante de la Sorbona, logró aprovechar los vacíos legales de su país para poder ejercer la medicina. Su hazaña, sin embargo, no logró abrir camino a otras mujeres. Tras su aparición en escena, todos esos vacíos fueron eliminados imposibilitando que se pudiera seguir su ejemplo. La sociedad inglesa no está preparada para una mujer médico y el ejercicio de su profesión no le resulta sencillo. Las críticas, la censura, el análisis de cada una de sus palabras y acciones son una constante. Sin embargo, el poderoso Rhys Winterborne no duda en contratarla para velar por la salud de sus empleados. Su protección, junto a la del Duque de Kingston -a cuya nuera salvó la vida- ha aliviado su situación y le ha proporcionado un entorno seguro y una buena fuente de ingresos. Pero Garret es una mujer comprometida y en su tiempo libre visita algunos de los lugares más peligrosos de Londres para ofrecer sus servicios a los más necesitados. 

Ethan Ramson es un tipo frío. Acostumbrado a moverse entre la peor calaña de la sociedad y a verse envuelto en situaciones que ponen en riesgo su vida, la muerte no le da miedo. Sin nada que perder, su objetivo es desmontar una peligrosa red criminal en la que se encuentran envueltos hombres poderosos y altos cargos del Gobierno. Sin embargo, en el momento en que la doctora Gibson se cruza en su camino algo cambia. Él, a quien siempre le ha resultado tan fácil mantener a los demás a distancia, es incapaz de apartarse de ella. Por alguna poderosa razón que no termina de identificar se ve obligado a velar por su seguridad, escondido entre las sombras, cada vez que ella visita los oscuros callejones del East End. Y, aún cuando sabe que debe alejarse para no ponerla en riesgo, una fuerza inexplicable lo atrae siempre de vuelta hacia ella. 

Ethan y Garret no cumplen con el prototipo de personajes de novela romántica histórica. Sin título nobiliario alguno, se mueven a caballo entre la aristocracia y las clases sociales más bajas. Ambos ejercen una profesión con la que se sienten comprometidos y no están dispuestos a renunciar a su independencia. Ella, una mujer muy adelantada a su tiempo, ha trabajado duro para poder dedicarse a la medicina. Siempre al tanto de los últimos avances científicos, no permite que la estricta moralidad victoriana le impida salvar o mejorar la vida de sus pacientes. Él, un hombre hecho a sí mismo, no está dispuesto a que ninguna amenaza o peligro le impida cumplir con su cometido. 

La atracción entre Garret y Ethan es inmediata. Ambos comparten una peculiar visión del mundo y de la vida, así como la pasión que sienten por lo que hacen. Su personalidad, tan práctica como entrañable, engancha al lector, que vive cada uno de sus pasos como si fuera propio. 

A diferencia de las entregas anteriores, los personajes secundarios pierden importancia en esta historia. Sebastian, antiguo Lord St. Vincent y actual Duque de Kingston, aparece mencionado. Rhys Winterborne sólo interviene de pasada y la familia Ravenel queda en un completo segundo plano. Sólo un personaje brilla junto a los protagonistas. West Ravenel, que lleva cuatro libros fascinando a los lectores, se convierte en una pieza fundamental para el desarrollo de la trama. Su ironía y su sentido del humor, así como esa esquiva dulzura que se cuela entre sus comentarios sarcásticos, adquieren un papel protagonista en algunas partes de la novela. Además, por una vez, West muestra su vulnerabilidad al hablar con fascinación de una misteriosa pelirroja que lo desprecia. 

Como siempre, Lisa Kleypas logra crear una historia repleta de ternura, con unos personajes redondos que se convierten en reales a medida que las palabras pasan ante los ojos del lector. Las páginas se hacen cortas y el tiempo transcurre casi sin que nos demos cuenta. Y, al cerrar el libro, es casi imposible evitar una sonrisa y pensar que, seguramente, releeremos esa historia. Y nos gustará tanto como la primera vez.

Para mí, una novela de sobresaliente. 

lunes, 9 de septiembre de 2019

Los Ravenel 3. El diablo en primavera

Sinopsis

La mayoría de las debutantes sueñan con encontrar marido, pero Lady Pandora Ravenel tiene otros planes.
Tan joven y bella como ambiciosa, preferiría quedarse en casa y planear su nueva empresa de juegos de mesa en vez de asistir a fiestas en los salones londinenses. Pero una noche, durante un deslumbrante baile de sociedad, se ve envuelta en un escándalo con un apuesto desconocido... 

Tras años de eludir el matrimonio, Gabriel, Lord St. Vincent, por fin ha sido atrapado por una muchacha rebelde que no podría ser menos adecuada. De hecho, ella no quiere saber nada de él, pero Gabriel encuentra irresistible a la fogosa Pandora, de modo que hará lo imposible por poseerla.
Tras sucumbir a la hábil persuasión y el atractivo sensual de Gabriel, Pandora acepta casarse con él. Pero pronto descubre que sus esfuerzos empresariales la han involucrado en una peligrosa conspiración, y que sólo su marido puede salvarla.

A medida que Gabriel la protege de sus desconocidos adversarios, ambos se dan cuenta de que su pacto con el diablo está tomando un giro inesperado…

——————

El diablo en primavera supone la tercera entrega de la serie “Los Ravenel”. En ella nos encontramos con Pandora, la más traviesa e inquieta de las mellizas Ravenel, y con Gabriel, el primogénito de ¡Evie y Sebastian! Las más maravillosa de las parejas Kleypas ha engendrado un hijo digno de sus padres. Gabriel ha heredado la belleza y el encanto que convirtieron a su padre en el más irresistible de los calaveras de Londres pero, al mismo tiempo, posee la dulzura de aquella tímida florero que logró conquistar al esquivo Sebastian, lord St. Vincent. Su vida ha estado marcada por el cariño de sus progenitores y por el amor que ambos se profesaban. No es, pues, un protagonista hastiado ni atormentado por traumas del pasado. No es alguien que huya del compromiso o que no crea en el amor. Gabriel no es el prototipo de chico Kleypas… Y, sin embargo, es, sin duda alguna, un héroe Kleypas. En el momento en que escucha a una mujer pidiendo ayuda no duda en ir a rescatarla. Ni por un momento se para a pensar en que se halla en los apartados jardines de los Chaworth y que, si lo sorprenden a solas con una dama, puede verse en problemas… Tal y como acaba sucediendo.

Pandora tiene muy claro lo que quiere. Dotada de una portentosa imaginación, ha logrado crear un exitoso juego de mesa y tiene ya varios proyectos más en mente. Con la ayuda de su cuñado, el empresario Rhys Winterborne, su aspiración en la vida es convertirse en una mujer independiente, dueña de su propio negocio y de su vida. Es por eso que el matrimonio no entra en sus planes. Aún así, ha accedido a participar en la temporada para acompañar a su hermana Cassandra. Aunque no se imaginaba que codearse con la alta sociedad pudiera resultar tan tremendamente aburrido. Acostumbrada a que por su mente fluya un torbellino de pensamientos, las insustanciales conversaciones sobre el clima le resultan extremadamente tediosas. Por eso, cuando lady Colwick le pide ayuda para recuperar el pendiente que ha perdido en su furtivo encuentro con un antiguo pretendiente no duda en aceptar. Cualquier cosa con tal de apartarse de aquel salón, aunque sólo sea por unos instantes. Pero lady Pandora Ravenel, además de ser una mujer con las ideas muy claras, también es una dama con una extraordinaria capacidad para meterse en problemas y era inevitable que su inocente escapada acabara convirtiéndose en un auténtico escándalo cuya única solución es el matrimonio. 

Como ya he dicho al dar mi opinión sobre las entregas anteriores de la serie, “Los Ravenel” suponen, para mí, el regreso de la mejor Lisa Kleypas. En esta novela cuenta, además, con un aliciente extra. Evie y Sebastian, para mí los dos mejores personajes de la autora, aparecen de nuevo para apoyar a su hijo… Y para mostrarnos que su historia de amor sigue viva treinta años después. Sebastian conserva toda su indolencia y encanto, así como su costumbre de coquetear, aunque ya sólo Evie es la destinataria de sus atenciones. Evie mantiene su dulzura y su inocencia, pese a los esfuerzos de su esposo. Sus hijos son un reflejo de ellos mismos. No sólo Gabriel, también la melancólica Phoebe, que ha perdido a su esposo; o la vivaz Seraphina y, por supuesto, el benjamín de la familia que lleva con orgullo el nombre de su abuelo. La estirpe de los St. Vincent apuntan maneras ya de cara a próximas entregas.

Por su parte, los Ravenel, a los que ya hemos ido tomando cariño, mantienen vigente el lema de su familia. La lealtad entre ellos es incondicional y están dispuestos a apoyar a Pandora, decida lo que decida. Si asume el escándalo y mantiene su deseo de ser una empresaria independiente, todos irán con ella. Si acepta la propuesta de St. Vincent y se convierte en futura duquesa lo harán también. 

En cuanto al estilo, tal y como se deducía de las entregas anteriores, Pandora se convierte en una protagonista divertida e imprevisible, capaz de saltar de un tema a otro y de pensar en cientos de cosas al mismo tiempo. No obstante, en lugar de convertir la historia en una mera comedia, Kleypas logra que la dulzura de Gabriel compense la efervescencia femenina, lo que da lugar a una de esas novelas entrañables que no puedes dejar de leer pero que deseas estirar al máximo para que no se acabe nunca. 



Sin duda, una historia totalmente recomendable a la que el sobresaliente casi se le queda corto.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Los Ravenel 2. Casarse con él

SINOPSIS

Un magnate despiadado.
Una ambición feroz le ha brindado una enorme fortuna y mucho éxito a Rhys Winterborne. De origen humilde, Rhys está habituado a obtener todo lo que quiere, y desde el instante en que conoce a la tímida y aristocrática lady Helen Ravenel se obstina en poseerla. Si para asegurarse de que se casará con él tiene que llevarla a la cama, tanto mejor...
Una belleza protegida.
Por su estricta educación, Helen apenas ha tenido contacto con el rutilante y cínico mundo dela sociedad londinense. Sin embargo, la insistente actitud seductora de Rhys acaba por despertar en ambos una intensa pasión. Al tiempo que los enemigos de Rhys conspiran contra él, Helen debe confiarle su más oscuro secreto. El riesgo es inimaginable, y la recompensa podría ser maravillosa. Y todo comienza con... Casarse con él.
------

Casarse con él supone la segunda entrega de la serie "Los Ravenel" de Lisa Kleypas. En ella nos encontramos con Rhys Winterborne, un hombre de orígenes humildes que ha logrado crear un imperio; y a Helen, la más dulce e inocente de los Ravenel.

Rhys Winterborne es un hombre que se ha hecho a sí mismo. Siendo muy niño, comenzó a trabajar en la pequeña tienda que su padre poseía y a familiarizarse con los entresijos del negocio. Su destino era heredar aquel lugar y vivir de forma humilde, tal y como habían hecho sus progenitores. Sin embargo, la ambición de Winterborne, su carácter inconformista y su determinación le llevaron a ampliar aquel pequeño negocio... Y convertirlo en un imperio. Su fortuna no se puede medir por los baremos habituales, su poder es mayor al que nadie podría imaginar y su carisma lo ha convertido en referente. Para las clases más bajas es un héroe que, saliendo de la nada, lo ha logrado todo... Excepto que lo acepten en los círculos más altos de la sociedad. La nobleza lo rechaza y su entrada en sus salones está vetada. Sólo hay un modo de conquistar también ese último escalón, de lograr el último objetivo que le queda. Si quiere que la flor y nata de la sociedad le abra sus puertas debe casarse con una de los suyos y Helen Ravenel parece la candidata perfecta. Los problemas económicos de su familia, así como su ausencia de dote, suponen que debe aspirar a casarse con alguien socialmente inferior a ella. Alguien como él.

Bella, culta y de una belleza extraordinaria, Helen Ravenel no se parece en nada a ninguno de los miembros de su familia. De carácter tímido y retraído, ha pasado su vida en Eversby Priory cuidando de su invernadero de orquídeas y de sus traviesas hermanas gemelas. Pero cuando su tranquila existencia se ve alterada por un accidente de tren en el que su primo y su amigo Winterborne resultan heridos, todo cambia por completo. Las heridas de su invitado lo obligan a guardar reposo y su carácter, exigente de por sí, altera a todos los habitantes de la casa. No obstante, por alguna razón, la presencia de Helen lo calma y a ella aquel hombre la asusta y la fascina en la misma medida.  

En mi opinión, la serie "Los Ravenel" nos ha devuelto a la mejor versión de Lisa Kleypas, a aquella autora que creó a personajes del carisma de Derek Craven, Sebastian St. Vincent o Nick Gentry. En esta ocasión nos encontramos con un personaje masculino ambiguo, que, a veces, se comporta como un tirano dando órdenes a diestro y siniestro, pero que es capaz de mostrar una dulzura extraordinaria. De mentalidad progresista y defensor de los derechos de los trabajadores, Rhys Winterborne podría considerarse un hombre justo. Sin embargo, cuando alguien lo ofende o pierde su confianza, no la recupera jamás. También Helen es una heroína Kleypas. Dulce y tímida, pero con una fuerza interior y una determinación que la llevan a enfrentarse a sus miedos y a luchar por aquello que quiere. 

Asimismo, el carisma de los personajes secundarios despiertan la curiosidad del lector y su simpatía. Queremos saber qué hará West ahora que se ha reformado o cuál será la siguiente travesura de las gemelas. Pandora es, quizá, el personaje más atrayente. Sus disparatadas ocurrencias, su impulsividad y su poco respeto por las normas sociales y por cumplir con aquello que se espera de ella, la convierten en una prometedora protagonista y hace que deseemos descubrir cómo se las apañará Kleypas para crear un caballero que logre que renuncie a su idea de ser independiente y no casarse jamás.

La trama, por su parte, engancha desde el primer momento. La visita de Helen a los almacenes para tratar de restablecer su compromiso con Winterborne supone el inicio de una historia repleta de ternura que, en ocasiones, da unos giros inesperados. A diferencia de la novela anterior, aquí es la historia de los protagonistas la que ocupa completamente al lector. Aún cuando aparecen, en ocasiones, personajes o acciones colaterales, no se puede considerar que existan subtramas o historias secundarias. Todo está relacionado con Helen y Winterborne, con el modo en que debe desarrollarse su historia para lograr un final que, en mi opinión, podría considerarse redondo. 

Para mí, una novela de sobresaliente

martes, 3 de septiembre de 2019

Los Ravenel 1. Un seductor sin corazón

Sinopsis



Un capricho del destino.
Devon Ravenel, el libertino más encantador de Londres, acaba de heredar un condado, pero su nuevo rango social incluye unas cuantas sorpresas. La propiedad heredada carga con numerosas deudas y las tres inocentes hermanas del conde aún ocupan la casa... junto con Kathleen, Lady Trenear, una joven viuda cuyo agudo ingenio y determinación se equiparan a los del propio Devon.
Un choque de voluntades.
Kathleen sabe que no debe confiar en un bribón como Devon, pero la fuerte atracción que existe entre ambos es innegable y tras estrecharla entre sus brazos por primera vez Devon jura hacer lo que sea para poseerla. ¿Conseguirá ella evitar entregarle el corazón al hombre más peligroso que jamás ha conocido?
------
Un seductor sin corazón supone la primera entrega de la serie "Los Ravenel" con la que Lisa Kleypas regresa a la romántica histórica. En ella nos encontramos a Devon, un calavera tan atractivo como egoísta que, por capricho del destino, hereda un condado que no desea; y a Kathleen, la misteriosa viuda de su primo.
Devon nunca ha deseado un título ni lo que conlleva. Feliz con su vida disoluta, la muerte de su primo le supone un molesto inconveniente. La existencia exenta de responsabilidades que ha llevado hasta ahora y que tanto le agrada puede verse alterada por las obligaciones del condado. Dispuesto a solucionar la situación a la mayor brevedad posible, acude a Eversby Priory, la casa familiar, para comprobar el estado de sus recién adquiridas posesiones. Su intención no es otra que vender todo aquello que no esté vinculado al título y deshacerse de sus primas y de lady Treaner, la mujer que sólo tres días antes se había casado con Theo, cuanto antes. Sin embargo, las cosas no suelen salir como uno desea y Devon se encuentra con una mansión en ruinas, una hermosa viuda y unas primas estrambóticas. De repente, deshacerse de todo aquello no parece tan fácil e incluso su hermano West, quien para muchos ya ha alcanzado los límites de la depravación, semeja notar los efectos de ese lugar. 
Kathleen no es una mujer como las demás. Descuidada por sus padres, quienes mostraban más interés por sus caballos que por su hija, ha aprendido a dominar sus emociones. Comedida y preocupada por la reputación y las apariencias, nadie la ha visto llorar jamás. No obstante, en el momento en el que Devon Ravenel, el nuevo lord Treaner, entra en su vida, su autocontrol desaparece. Ese hombre la saca de quicio, la pone nerviosa y la hace sentir cosas que jamás había experimentado antes. Sabedora del tipo de hombre que es, Kathleen hará todo lo posible por mantenerlo alejado... Aunque no resultará una tarea fácil.
Un seductor sin corazón nos trae de vuelta a la reina absoluta del romance histórico. Lisa Kleypas regresa con una de esas historias a las que nos tiene acostumbrados, repleta de personajes increíbles, redondos, tan bien desarrollados que se convierten en personas reales para el lector. West, con sus excesos y su ternura; Helen, tan dulce y callada; Rhys Winterborne, tan peligroso y lleno de misterio... ¡Y las gemelas! Pandora y Cassandra se convierten en protagonistas indiscutibles cada vez que aparecen en escena, con sus disparatadas ocurrencias, su energía y sus hilarantes diálogos. 
Pero también con una historia compleja, con subtramas que tocan temas como el empobrecimiento y los problemas de producción en el campo, el auge del ferrocarril o los cambios sociales y económicos en la Inglaterra del siglo XIX.
Y, por supuesto, llena de ternura y pasión. La atracción entre Kathleen y Devon es inmediata y ambos deben luchar contra los sentimientos que el otro despierta. Ella sabe que para él es una conquista más. Él sabe que ella puede hacer peligrar su modo de vida. El erotismo y las escenas repletas de carga sensual, se mezclan con esa ternura tan propia de la autora. Lisa Kleypas logra, de nuevo, que notemos esa magia que brota entre sus personajes, que sintamos lo que ellos sienten y que cerremos el libro con una sonrisa de nostalgia, echando ya de menos a unos personajes con los que nos hemos encariñado y deseando que la siguiente entrega de la serie caiga en nuestras manos. 
En definitiva, una novela estupenda y más que recomendable cuyo único punto débil es, en mi opinión, que Devon se ve eclipsado, en ocasiones, tanto por el encanto de West como por el carisma de Winterborne.
De ponerle una nota, le doy un 9. 

domingo, 1 de septiembre de 2019

Las reglas de los canallas 4. Nunca juzgues a una dama por su apariencia

Sinopsis

Durante el día, ella es lady Georgiana, hermana de un duque que se vio arruinada por el peor de los escándalos antes de ser presentada en sociedad. Pero la verdad es todavía más sorprendente porque durante la noche, es Chase, el misterioso y desconocido fundador del club de juego más legendario de Londres. Durante años, su doble identidad ha permanecido en secreto… hasta ahora. 
El brillante, poderoso y atractivo Duncan West se siente muy intrigado por la hermosa y decadente mujer que es su contacto con el mundo de la oscuridad. Sabe que ella es más de lo que parece, y se propone revelar todos los secretos de Georgiana, descubrir su pasado, amenazar su presente y arriesgar todo lo que le es querido… incluyendo su corazón.

------
Nunca juzgues a una dama por su apariencia supone la cuarta y última entrega de la serie "Reglas de los canallas" de Sarah MacLean. En ella conocemos, por fin, la identidad del más misterioso de los socios de El Ángel Caído, el responsable de su fundación, aquel que salvó a Bourne, a Cross y a Temple y los convirtió en sus socios. El que los hizo ricos. Y también quien estuvo detrás de sus felices matrimonios. A lo largo de la saga, Chase se ha erigido como elemento fundamental. Ha generado grandes expectativas... Y eso puede ser un arma de doble filo.

Lady Georgiana Pearson es una mujer que ha tenido que hacerse a sí misma. Hija de un duque y hermana de otro, su destino era casarse con algún caballero de alta cuna y vivir rodeada de lujo y atenciones. Pero su futuro se vio truncado en el momento en que se enamoró de Jonathan y permitió que la sedujera. En el momento en que, con sólo dieciséis años, se quedó embarazada. Obligada a huir y esconderse, aterrorizada por las circunstancias y rechazada por aquellos que antaño la habían adorado, decidió que algún día los dominaría a todos. Algún día ella sería la reina de aquel circo. Y así, entre las sombras, rodeado de secretos, nació Chase. 

Duncan West es un hombre poderoso. Dueño de diversos periódicos y publicaciones de importancia, la alta sociedad baila a su son. Él les proporciona cotilleos que leer e, incluso, logra guiar sus opiniones a partir de sus artículos periodísticos. Pero, pese a su importancia, sabe que hay alguien más poderoso que él. Y es que si Chase, el misterioso miembro fundador de El Ángel Caído, no le proporcionara una gran cantidad de jugosa información, él no habría llegado tan lejos. Sin embargo, pese a la estrecha relación que mantienen y que ha llevado a muchos a considerar a West el quinto miembro de El Ángel, jamás se han visto. Su contacto es Anna, la más deseada de las prostitutas del club, una mujer que le atrae y le disgusta en la misma medida. Pero cuando descubre que la mujer que se esconde bajo aquel disfraz de sedas y maquillaje no es otra que la hermosa lady Georgiana, la atracción por ella se dispara. El instinto de protección y las ganas de descubrir sus secretos lo empujan hacia ella. No importa que todo el mundo sepa que Anna es la amante de Chase, ni que puedan peligrar sus tratos con el club. La desea y, por tanto, aquella mujer será suya.

Hacer una crítica de esta novela me resulta bastante complicado. Si bien la historia es interesante, creo que la autora ha fallado de lleno en su planteamiento. En mi opinión, su primer error fue que Chase se "alisase las faldas" al final del libro anterior. Precisamente, lo que hacía fuerte a este personaje era su misterio y creo que debería haberlo mantenido durante la mayor parte de esta última entrega. Si el lector creyera que Anna era, realmente, la amante de Chase, la historia hubiera ganado fuerza. Pero el hecho de que, desde el principio, conozcamos su identidad convierte la trama en repetitiva. Una y otra vez Duncan acusa a Anna de ser la amante de Chase y una y otra vez ella busca excusas, explicaciones ambiguas. 

Por lo demás, la trama es 100% MacLean. Personajes secundarios con fuerza que, en ocasiones, ofrecen una visión dulcificada de la aristocracia inglesa, diálogos cargados de humor (en este caso a cargo de la precoz Caroline, la hija de Georgiana) y, por supuesto, la intromisión constante de los demás miembros de El Ángel que le deben un matrimonio feliz a Chase. También asoma Sophie Talbot, una de las "peligrosas hermanas Talbot" que protagonizarán la siguiente serie de Sarah MacLean.

En definitiva, una novela que podría haber sido increíble, pero que, en mi opinión, se ha quedado en "bastante buena". Le doy un siete.

sábado, 31 de agosto de 2019

Reglas de los canallas 3. No hay amor sin espinas



Sinopsis

Temple es más conocido como el «duque asesino» desde que, años atrás, fuera señalado como el autor de la muerte de la señorita Lowe, la joven dama que iba a convertirse en la esposa de su padre. Incapaz de recordar qué sucedió realmente, lleva doce años reinando en los más oscuros rincones de Londres, convencido de que no hay redención posible para él.
Mara se juró a sí misma que jamás regresaría al mundo del que hace años huyó, pero cuando su hermano pierde toda su fortuna en El Ángel Caído, la casa de juego con peor fama de la ciudad, se verá obligada a intentar hacer un pacto con Temple, un hombre al que no esperaba volver a ver y que resulta ser uno de los dueños del Casino.
Temple cree haber hecho un buen trato hasta que se da cuenta de que la dama oculta más de lo parece y va a necesitar cada pizca de su fuerza de voluntad para resistir la atracción que siente por esa misteriosa y enloquecedora mujer, que parece dispuesta a arriesgarlo todo por honor…

----------

No hay amor sin espinas supone la tercera entrega de la serie "Reglas de los Canallas" de Sarah MacLean. En él nos encontramos con Temple, el más oscuro de los dueños de El Ángel Caído, la casa de juego londinense de la que todo aristócrata y hombre con poder desea formar parte; y con Mara, una misteriosa mujer cuyo pasado está marcado.

Cuando William Harrow, marqués de Chapin y heredero del ducado de Lamont, se despertó en una cama desconocida y con la cabeza dolorida no imaginó que su vida estaba a punto de cambiar para siempre. Al fin y al cabo, aquella no era una situación nueva para él. Su vida disipada, su atractivo y su situación privilegiada en la sociedad hacían que la bebida y las mujeres fueran compañeras habituales, por lo que aquel estado le resultaba familiar. Pero cuando notó las sábanas mojadas a su lado y descubrió la sangre que le rodeaba todas las alarmas se dispararon. Y cuando las criadas entraron en el dormitorio de la señorita Lowe y lo encontraron en aquella situación ya no hubo vuelta atrás. En cuestión de segundos, William Harrow pasó de ser el niño mimado de la sociedad a convertirse en el más temible y oscuro de los aristócratas. Fue así como nació Temple, más conocido como "el duque asesino".

Años atrás, Mara logró huir de un compromiso no deseado y una vida que odiaba. El precio a pagar fue alto, pues tuvo que comenzar de nuevo sin nombre, sin protección y en los suburbios de Londres. No obstante, su fuerza y su tenacidad la llevaron a dirigir un centro para niños sin hogar. Y en aquel lugar, con los niños que la rodeaban y las personas que trabajaban con ella, encontró a su verdadera familia. Pero ahora todo está a punto de venirse abajo. Su hermano, quien años atrás la ayudó a huir, lo ha perdido todo en El Ángel Caído. Pero Mara no va a rendirse y sabe que, para recuperar su dinero, deberá negociar con los canallas que regentan aquel lugar. No. No con todos los canallas. Sólo con uno. Y es que ella posee algo que Temple no podrá rechazar. 

El descubrimiento de Sarah MacLean hace años supuso para mí una gran alegría. Su humor, sus personajes redondos y sus historias la convirtieron en una de mis escritoras favoritas. Si la serie "Love by Numbers" fue maravillosa, esta no se queda atrás. Los socios de El Ángel Caído, con sus oscuros secretos y sus vidas al margen de la respetabilidad, prometían grandes historias. Y si bien Cross ha sido y será siempre mi favorito, Temple también resulta un protagonista interesante. Su dureza, con esos efímeros atisbos de ternura que ha mostrado en las entregas anteriores, lo convierten en un personaje misterioso. Hemos oído cómo lo llamaban "duque asesino" antes, pero no es hasta esta novela cuando descubrimos por qué. Temple ha matado a una mujer o, al menos, eso cree él y toda la sociedad. Y, aún sin saber si la acusación es cierta o no, es un personaje que se gana al lector y despierta su curiosidad. Todos queremos saber qué ha ocurrido porque, desde luego, nadie se cree que el hombre que ayudó a Pippa a conquistar a Cross y que se declaró medio enamorado de ella pueda ser un asesino. 

Mara también resulta un personaje fascinante. Dulce con sus niños, pero con la fuerza necesaria para haber sobrevivido al otro lado del mundo para el que había nacido. Hija de un hombre rico, su lugar estaba en Mayfair, de la mano de un aristócrata, no en los suburbios, rodeada de ladrones y mujeres de moral cuestionable. Sin embargo, ella es más feliz en ese lugar de lo que lo hubiera sido si hubiese aceptado su destino sin más y por eso está dispuesta a cualquier cosa para mantener a salvo el orfanato. Incluso a condenarse a sí misma. 

Hablar de No hay amor sin espinas sin hacer ningún spoiler resulta muy complicado por lo que no diré mucho de ella. Sólo que ha resultado fascinante, que engancha desde el principio y que los personajes se ganan al lector aunque, en el caso de Mara, el cariño se una a un cierto rechazo. Una novela estupenda cuyo único fallo, en mi opinión, son las últimas líneas, unas líneas que nada tienen que ver con ellos. Chase aparece leyendo el periódico. El más misterioso y, tal vez, fascinante socio de El Ángel. Y se nos hace una increíble revelación... Demasiado pronto. 

De ponerle una nota a esta novela, para mí merece un nueve.