viernes, 27 de septiembre de 2019

Ravenel 4. Como dos extraños (Lisa Kleypas)

Como dos extraños

Una mujer que desafía a su tiempo.
La doctora Garrett Gibson, la única médico de toda Inglaterra, es tan atrevida e independiente como cualquier hombre, así que ¿por qué no rendirse a los placeres como hacen ellos? Sin embargo, nunca se ha dejado tentar por aventura amorosa alguna, demasiado ocupada en sus estudios y en su profesión. Hasta ahora. Ethan Ramson, ex detective de Scotland Yard, es un hombre galante y reservado. De él se rumorean muchas cosas, pero nadie sabe a ciencia cierta qué hay de verdad en su historia. A lo largo de una sola noche, Garrett y Ethan dan rienda suelta a sus deseos. Pero a la mañana siguiente, siguen siendo dos extraños.

Un hombre que rompe todas las reglas.
Ethan, un Ravenel despreciado por su padre, tiene muy poco interés en la sociedad elegante londinense. Sin embargo, no puede evitar sentirse fascinado por la osada y bella Garrett. A pesar de que ambos han jurado no volverse a dejar llevar por la tentación después de una apasionada noche de amor, juntos se verán envueltos en una conspiración política que pondrá en juego sus vidas y los límites que se han marcado.
Porque puede que sea más fácil vencer a sus enemigos, que derruir el dique que pone freno a sus corazones.

——-
Como dos extraños supone la cuarta entrega de la serie Ravenel de Lisa Kleypas. En ella nos encontramos con la fascinante doctora Garret Gibson y con el misterioso Ethan Ramson. Aunque a ambos personajes ya los habíamos ido conociendo en libros anteriores, no es hasta este en el que descubrimos quiénes son realmente.

Garret Gibson es la única doctora de Inglaterra. Estudiante brillante de la Sorbona, logró aprovechar los vacíos legales de su país para poder ejercer la medicina. Su hazaña, sin embargo, no logró abrir camino a otras mujeres. Tras su aparición en escena, todos esos vacíos fueron eliminados imposibilitando que se pudiera seguir su ejemplo. La sociedad inglesa no está preparada para una mujer médico y el ejercicio de su profesión no le resulta sencillo. Las críticas, la censura, el análisis de cada una de sus palabras y acciones son una constante. Sin embargo, el poderoso Rhys Winterborne no duda en contratarla para velar por la salud de sus empleados. Su protección, junto a la del Duque de Kingston -a cuya nuera salvó la vida- ha aliviado su situación y le ha proporcionado un entorno seguro y una buena fuente de ingresos. Pero Garret es una mujer comprometida y en su tiempo libre visita algunos de los lugares más peligrosos de Londres para ofrecer sus servicios a los más necesitados. 

Ethan Ramson es un tipo frío. Acostumbrado a moverse entre la peor calaña de la sociedad y a verse envuelto en situaciones que ponen en riesgo su vida, la muerte no le da miedo. Sin nada que perder, su objetivo es desmontar una peligrosa red criminal en la que se encuentran envueltos hombres poderosos y altos cargos del Gobierno. Sin embargo, en el momento en que la doctora Gibson se cruza en su camino algo cambia. Él, a quien siempre le ha resultado tan fácil mantener a los demás a distancia, es incapaz de apartarse de ella. Por alguna poderosa razón que no termina de identificar se ve obligado a velar por su seguridad, escondido entre las sombras, cada vez que ella visita los oscuros callejones del East End. Y, aún cuando sabe que debe alejarse para no ponerla en riesgo, una fuerza inexplicable lo atrae siempre de vuelta hacia ella. 

Ethan y Garret no cumplen con el prototipo de personajes de novela romántica histórica. Sin título nobiliario alguno, se mueven a caballo entre la aristocracia y las clases sociales más bajas. Ambos ejercen una profesión con la que se sienten comprometidos y no están dispuestos a renunciar a su independencia. Ella, una mujer muy adelantada a su tiempo, ha trabajado duro para poder dedicarse a la medicina. Siempre al tanto de los últimos avances científicos, no permite que la estricta moralidad victoriana le impida salvar o mejorar la vida de sus pacientes. Él, un hombre hecho a sí mismo, no está dispuesto a que ninguna amenaza o peligro le impida cumplir con su cometido. 

La atracción entre Garret y Ethan es inmediata. Ambos comparten una peculiar visión del mundo y de la vida, así como la pasión que sienten por lo que hacen. Su personalidad, tan práctica como entrañable, engancha al lector, que vive cada uno de sus pasos como si fuera propio. 

A diferencia de las entregas anteriores, los personajes secundarios pierden importancia en esta historia. Sebastian, antiguo Lord St. Vincent y actual Duque de Kingston, aparece mencionado. Rhys Winterborne sólo interviene de pasada y la familia Ravenel queda en un completo segundo plano. Sólo un personaje brilla junto a los protagonistas. West Ravenel, que lleva cuatro libros fascinando a los lectores, se convierte en una pieza fundamental para el desarrollo de la trama. Su ironía y su sentido del humor, así como esa esquiva dulzura que se cuela entre sus comentarios sarcásticos, adquieren un papel protagonista en algunas partes de la novela. Además, por una vez, West muestra su vulnerabilidad al hablar con fascinación de una misteriosa pelirroja que lo desprecia. 

Como siempre, Lisa Kleypas logra crear una historia repleta de ternura, con unos personajes redondos que se convierten en reales a medida que las palabras pasan ante los ojos del lector. Las páginas se hacen cortas y el tiempo transcurre casi sin que nos demos cuenta. Y, al cerrar el libro, es casi imposible evitar una sonrisa y pensar que, seguramente, releeremos esa historia. Y nos gustará tanto como la primera vez.

Para mí, una novela de sobresaliente. 

lunes, 9 de septiembre de 2019

Los Ravenel 3. El diablo en primavera

Sinopsis

La mayoría de las debutantes sueñan con encontrar marido, pero Lady Pandora Ravenel tiene otros planes.
Tan joven y bella como ambiciosa, preferiría quedarse en casa y planear su nueva empresa de juegos de mesa en vez de asistir a fiestas en los salones londinenses. Pero una noche, durante un deslumbrante baile de sociedad, se ve envuelta en un escándalo con un apuesto desconocido... 

Tras años de eludir el matrimonio, Gabriel, Lord St. Vincent, por fin ha sido atrapado por una muchacha rebelde que no podría ser menos adecuada. De hecho, ella no quiere saber nada de él, pero Gabriel encuentra irresistible a la fogosa Pandora, de modo que hará lo imposible por poseerla.
Tras sucumbir a la hábil persuasión y el atractivo sensual de Gabriel, Pandora acepta casarse con él. Pero pronto descubre que sus esfuerzos empresariales la han involucrado en una peligrosa conspiración, y que sólo su marido puede salvarla.

A medida que Gabriel la protege de sus desconocidos adversarios, ambos se dan cuenta de que su pacto con el diablo está tomando un giro inesperado…

——————

El diablo en primavera supone la tercera entrega de la serie “Los Ravenel”. En ella nos encontramos con Pandora, la más traviesa e inquieta de las mellizas Ravenel, y con Gabriel, el primogénito de ¡Evie y Sebastian! Las más maravillosa de las parejas Kleypas ha engendrado un hijo digno de sus padres. Gabriel ha heredado la belleza y el encanto que convirtieron a su padre en el más irresistible de los calaveras de Londres pero, al mismo tiempo, posee la dulzura de aquella tímida florero que logró conquistar al esquivo Sebastian, lord St. Vincent. Su vida ha estado marcada por el cariño de sus progenitores y por el amor que ambos se profesaban. No es, pues, un protagonista hastiado ni atormentado por traumas del pasado. No es alguien que huya del compromiso o que no crea en el amor. Gabriel no es el prototipo de chico Kleypas… Y, sin embargo, es, sin duda alguna, un héroe Kleypas. En el momento en que escucha a una mujer pidiendo ayuda no duda en ir a rescatarla. Ni por un momento se para a pensar en que se halla en los apartados jardines de los Chaworth y que, si lo sorprenden a solas con una dama, puede verse en problemas… Tal y como acaba sucediendo.

Pandora tiene muy claro lo que quiere. Dotada de una portentosa imaginación, ha logrado crear un exitoso juego de mesa y tiene ya varios proyectos más en mente. Con la ayuda de su cuñado, el empresario Rhys Winterborne, su aspiración en la vida es convertirse en una mujer independiente, dueña de su propio negocio y de su vida. Es por eso que el matrimonio no entra en sus planes. Aún así, ha accedido a participar en la temporada para acompañar a su hermana Cassandra. Aunque no se imaginaba que codearse con la alta sociedad pudiera resultar tan tremendamente aburrido. Acostumbrada a que por su mente fluya un torbellino de pensamientos, las insustanciales conversaciones sobre el clima le resultan extremadamente tediosas. Por eso, cuando lady Colwick le pide ayuda para recuperar el pendiente que ha perdido en su furtivo encuentro con un antiguo pretendiente no duda en aceptar. Cualquier cosa con tal de apartarse de aquel salón, aunque sólo sea por unos instantes. Pero lady Pandora Ravenel, además de ser una mujer con las ideas muy claras, también es una dama con una extraordinaria capacidad para meterse en problemas y era inevitable que su inocente escapada acabara convirtiéndose en un auténtico escándalo cuya única solución es el matrimonio. 

Como ya he dicho al dar mi opinión sobre las entregas anteriores de la serie, “Los Ravenel” suponen, para mí, el regreso de la mejor Lisa Kleypas. En esta novela cuenta, además, con un aliciente extra. Evie y Sebastian, para mí los dos mejores personajes de la autora, aparecen de nuevo para apoyar a su hijo… Y para mostrarnos que su historia de amor sigue viva treinta años después. Sebastian conserva toda su indolencia y encanto, así como su costumbre de coquetear, aunque ya sólo Evie es la destinataria de sus atenciones. Evie mantiene su dulzura y su inocencia, pese a los esfuerzos de su esposo. Sus hijos son un reflejo de ellos mismos. No sólo Gabriel, también la melancólica Phoebe, que ha perdido a su esposo; o la vivaz Seraphina y, por supuesto, el benjamín de la familia que lleva con orgullo el nombre de su abuelo. La estirpe de los St. Vincent apuntan maneras ya de cara a próximas entregas.

Por su parte, los Ravenel, a los que ya hemos ido tomando cariño, mantienen vigente el lema de su familia. La lealtad entre ellos es incondicional y están dispuestos a apoyar a Pandora, decida lo que decida. Si asume el escándalo y mantiene su deseo de ser una empresaria independiente, todos irán con ella. Si acepta la propuesta de St. Vincent y se convierte en futura duquesa lo harán también. 

En cuanto al estilo, tal y como se deducía de las entregas anteriores, Pandora se convierte en una protagonista divertida e imprevisible, capaz de saltar de un tema a otro y de pensar en cientos de cosas al mismo tiempo. No obstante, en lugar de convertir la historia en una mera comedia, Kleypas logra que la dulzura de Gabriel compense la efervescencia femenina, lo que da lugar a una de esas novelas entrañables que no puedes dejar de leer pero que deseas estirar al máximo para que no se acabe nunca. 



Sin duda, una historia totalmente recomendable a la que el sobresaliente casi se le queda corto.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Los Ravenel 2. Casarse con él

SINOPSIS

Un magnate despiadado.
Una ambición feroz le ha brindado una enorme fortuna y mucho éxito a Rhys Winterborne. De origen humilde, Rhys está habituado a obtener todo lo que quiere, y desde el instante en que conoce a la tímida y aristocrática lady Helen Ravenel se obstina en poseerla. Si para asegurarse de que se casará con él tiene que llevarla a la cama, tanto mejor...
Una belleza protegida.
Por su estricta educación, Helen apenas ha tenido contacto con el rutilante y cínico mundo dela sociedad londinense. Sin embargo, la insistente actitud seductora de Rhys acaba por despertar en ambos una intensa pasión. Al tiempo que los enemigos de Rhys conspiran contra él, Helen debe confiarle su más oscuro secreto. El riesgo es inimaginable, y la recompensa podría ser maravillosa. Y todo comienza con... Casarse con él.
------

Casarse con él supone la segunda entrega de la serie "Los Ravenel" de Lisa Kleypas. En ella nos encontramos con Rhys Winterborne, un hombre de orígenes humildes que ha logrado crear un imperio; y a Helen, la más dulce e inocente de los Ravenel.

Rhys Winterborne es un hombre que se ha hecho a sí mismo. Siendo muy niño, comenzó a trabajar en la pequeña tienda que su padre poseía y a familiarizarse con los entresijos del negocio. Su destino era heredar aquel lugar y vivir de forma humilde, tal y como habían hecho sus progenitores. Sin embargo, la ambición de Winterborne, su carácter inconformista y su determinación le llevaron a ampliar aquel pequeño negocio... Y convertirlo en un imperio. Su fortuna no se puede medir por los baremos habituales, su poder es mayor al que nadie podría imaginar y su carisma lo ha convertido en referente. Para las clases más bajas es un héroe que, saliendo de la nada, lo ha logrado todo... Excepto que lo acepten en los círculos más altos de la sociedad. La nobleza lo rechaza y su entrada en sus salones está vetada. Sólo hay un modo de conquistar también ese último escalón, de lograr el último objetivo que le queda. Si quiere que la flor y nata de la sociedad le abra sus puertas debe casarse con una de los suyos y Helen Ravenel parece la candidata perfecta. Los problemas económicos de su familia, así como su ausencia de dote, suponen que debe aspirar a casarse con alguien socialmente inferior a ella. Alguien como él.

Bella, culta y de una belleza extraordinaria, Helen Ravenel no se parece en nada a ninguno de los miembros de su familia. De carácter tímido y retraído, ha pasado su vida en Eversby Priory cuidando de su invernadero de orquídeas y de sus traviesas hermanas gemelas. Pero cuando su tranquila existencia se ve alterada por un accidente de tren en el que su primo y su amigo Winterborne resultan heridos, todo cambia por completo. Las heridas de su invitado lo obligan a guardar reposo y su carácter, exigente de por sí, altera a todos los habitantes de la casa. No obstante, por alguna razón, la presencia de Helen lo calma y a ella aquel hombre la asusta y la fascina en la misma medida.  

En mi opinión, la serie "Los Ravenel" nos ha devuelto a la mejor versión de Lisa Kleypas, a aquella autora que creó a personajes del carisma de Derek Craven, Sebastian St. Vincent o Nick Gentry. En esta ocasión nos encontramos con un personaje masculino ambiguo, que, a veces, se comporta como un tirano dando órdenes a diestro y siniestro, pero que es capaz de mostrar una dulzura extraordinaria. De mentalidad progresista y defensor de los derechos de los trabajadores, Rhys Winterborne podría considerarse un hombre justo. Sin embargo, cuando alguien lo ofende o pierde su confianza, no la recupera jamás. También Helen es una heroína Kleypas. Dulce y tímida, pero con una fuerza interior y una determinación que la llevan a enfrentarse a sus miedos y a luchar por aquello que quiere. 

Asimismo, el carisma de los personajes secundarios despiertan la curiosidad del lector y su simpatía. Queremos saber qué hará West ahora que se ha reformado o cuál será la siguiente travesura de las gemelas. Pandora es, quizá, el personaje más atrayente. Sus disparatadas ocurrencias, su impulsividad y su poco respeto por las normas sociales y por cumplir con aquello que se espera de ella, la convierten en una prometedora protagonista y hace que deseemos descubrir cómo se las apañará Kleypas para crear un caballero que logre que renuncie a su idea de ser independiente y no casarse jamás.

La trama, por su parte, engancha desde el primer momento. La visita de Helen a los almacenes para tratar de restablecer su compromiso con Winterborne supone el inicio de una historia repleta de ternura que, en ocasiones, da unos giros inesperados. A diferencia de la novela anterior, aquí es la historia de los protagonistas la que ocupa completamente al lector. Aún cuando aparecen, en ocasiones, personajes o acciones colaterales, no se puede considerar que existan subtramas o historias secundarias. Todo está relacionado con Helen y Winterborne, con el modo en que debe desarrollarse su historia para lograr un final que, en mi opinión, podría considerarse redondo. 

Para mí, una novela de sobresaliente

martes, 3 de septiembre de 2019

Los Ravenel 1. Un seductor sin corazón

Sinopsis



Un capricho del destino.
Devon Ravenel, el libertino más encantador de Londres, acaba de heredar un condado, pero su nuevo rango social incluye unas cuantas sorpresas. La propiedad heredada carga con numerosas deudas y las tres inocentes hermanas del conde aún ocupan la casa... junto con Kathleen, Lady Trenear, una joven viuda cuyo agudo ingenio y determinación se equiparan a los del propio Devon.
Un choque de voluntades.
Kathleen sabe que no debe confiar en un bribón como Devon, pero la fuerte atracción que existe entre ambos es innegable y tras estrecharla entre sus brazos por primera vez Devon jura hacer lo que sea para poseerla. ¿Conseguirá ella evitar entregarle el corazón al hombre más peligroso que jamás ha conocido?
------
Un seductor sin corazón supone la primera entrega de la serie "Los Ravenel" con la que Lisa Kleypas regresa a la romántica histórica. En ella nos encontramos a Devon, un calavera tan atractivo como egoísta que, por capricho del destino, hereda un condado que no desea; y a Kathleen, la misteriosa viuda de su primo.
Devon nunca ha deseado un título ni lo que conlleva. Feliz con su vida disoluta, la muerte de su primo le supone un molesto inconveniente. La existencia exenta de responsabilidades que ha llevado hasta ahora y que tanto le agrada puede verse alterada por las obligaciones del condado. Dispuesto a solucionar la situación a la mayor brevedad posible, acude a Eversby Priory, la casa familiar, para comprobar el estado de sus recién adquiridas posesiones. Su intención no es otra que vender todo aquello que no esté vinculado al título y deshacerse de sus primas y de lady Treaner, la mujer que sólo tres días antes se había casado con Theo, cuanto antes. Sin embargo, las cosas no suelen salir como uno desea y Devon se encuentra con una mansión en ruinas, una hermosa viuda y unas primas estrambóticas. De repente, deshacerse de todo aquello no parece tan fácil e incluso su hermano West, quien para muchos ya ha alcanzado los límites de la depravación, semeja notar los efectos de ese lugar. 
Kathleen no es una mujer como las demás. Descuidada por sus padres, quienes mostraban más interés por sus caballos que por su hija, ha aprendido a dominar sus emociones. Comedida y preocupada por la reputación y las apariencias, nadie la ha visto llorar jamás. No obstante, en el momento en el que Devon Ravenel, el nuevo lord Treaner, entra en su vida, su autocontrol desaparece. Ese hombre la saca de quicio, la pone nerviosa y la hace sentir cosas que jamás había experimentado antes. Sabedora del tipo de hombre que es, Kathleen hará todo lo posible por mantenerlo alejado... Aunque no resultará una tarea fácil.
Un seductor sin corazón nos trae de vuelta a la reina absoluta del romance histórico. Lisa Kleypas regresa con una de esas historias a las que nos tiene acostumbrados, repleta de personajes increíbles, redondos, tan bien desarrollados que se convierten en personas reales para el lector. West, con sus excesos y su ternura; Helen, tan dulce y callada; Rhys Winterborne, tan peligroso y lleno de misterio... ¡Y las gemelas! Pandora y Cassandra se convierten en protagonistas indiscutibles cada vez que aparecen en escena, con sus disparatadas ocurrencias, su energía y sus hilarantes diálogos. 
Pero también con una historia compleja, con subtramas que tocan temas como el empobrecimiento y los problemas de producción en el campo, el auge del ferrocarril o los cambios sociales y económicos en la Inglaterra del siglo XIX.
Y, por supuesto, llena de ternura y pasión. La atracción entre Kathleen y Devon es inmediata y ambos deben luchar contra los sentimientos que el otro despierta. Ella sabe que para él es una conquista más. Él sabe que ella puede hacer peligrar su modo de vida. El erotismo y las escenas repletas de carga sensual, se mezclan con esa ternura tan propia de la autora. Lisa Kleypas logra, de nuevo, que notemos esa magia que brota entre sus personajes, que sintamos lo que ellos sienten y que cerremos el libro con una sonrisa de nostalgia, echando ya de menos a unos personajes con los que nos hemos encariñado y deseando que la siguiente entrega de la serie caiga en nuestras manos. 
En definitiva, una novela estupenda y más que recomendable cuyo único punto débil es, en mi opinión, que Devon se ve eclipsado, en ocasiones, tanto por el encanto de West como por el carisma de Winterborne.
De ponerle una nota, le doy un 9. 

domingo, 1 de septiembre de 2019

Las reglas de los canallas 4. Nunca juzgues a una dama por su apariencia

Sinopsis

Durante el día, ella es lady Georgiana, hermana de un duque que se vio arruinada por el peor de los escándalos antes de ser presentada en sociedad. Pero la verdad es todavía más sorprendente porque durante la noche, es Chase, el misterioso y desconocido fundador del club de juego más legendario de Londres. Durante años, su doble identidad ha permanecido en secreto… hasta ahora. 
El brillante, poderoso y atractivo Duncan West se siente muy intrigado por la hermosa y decadente mujer que es su contacto con el mundo de la oscuridad. Sabe que ella es más de lo que parece, y se propone revelar todos los secretos de Georgiana, descubrir su pasado, amenazar su presente y arriesgar todo lo que le es querido… incluyendo su corazón.

------
Nunca juzgues a una dama por su apariencia supone la cuarta y última entrega de la serie "Reglas de los canallas" de Sarah MacLean. En ella conocemos, por fin, la identidad del más misterioso de los socios de El Ángel Caído, el responsable de su fundación, aquel que salvó a Bourne, a Cross y a Temple y los convirtió en sus socios. El que los hizo ricos. Y también quien estuvo detrás de sus felices matrimonios. A lo largo de la saga, Chase se ha erigido como elemento fundamental. Ha generado grandes expectativas... Y eso puede ser un arma de doble filo.

Lady Georgiana Pearson es una mujer que ha tenido que hacerse a sí misma. Hija de un duque y hermana de otro, su destino era casarse con algún caballero de alta cuna y vivir rodeada de lujo y atenciones. Pero su futuro se vio truncado en el momento en que se enamoró de Jonathan y permitió que la sedujera. En el momento en que, con sólo dieciséis años, se quedó embarazada. Obligada a huir y esconderse, aterrorizada por las circunstancias y rechazada por aquellos que antaño la habían adorado, decidió que algún día los dominaría a todos. Algún día ella sería la reina de aquel circo. Y así, entre las sombras, rodeado de secretos, nació Chase. 

Duncan West es un hombre poderoso. Dueño de diversos periódicos y publicaciones de importancia, la alta sociedad baila a su son. Él les proporciona cotilleos que leer e, incluso, logra guiar sus opiniones a partir de sus artículos periodísticos. Pero, pese a su importancia, sabe que hay alguien más poderoso que él. Y es que si Chase, el misterioso miembro fundador de El Ángel Caído, no le proporcionara una gran cantidad de jugosa información, él no habría llegado tan lejos. Sin embargo, pese a la estrecha relación que mantienen y que ha llevado a muchos a considerar a West el quinto miembro de El Ángel, jamás se han visto. Su contacto es Anna, la más deseada de las prostitutas del club, una mujer que le atrae y le disgusta en la misma medida. Pero cuando descubre que la mujer que se esconde bajo aquel disfraz de sedas y maquillaje no es otra que la hermosa lady Georgiana, la atracción por ella se dispara. El instinto de protección y las ganas de descubrir sus secretos lo empujan hacia ella. No importa que todo el mundo sepa que Anna es la amante de Chase, ni que puedan peligrar sus tratos con el club. La desea y, por tanto, aquella mujer será suya.

Hacer una crítica de esta novela me resulta bastante complicado. Si bien la historia es interesante, creo que la autora ha fallado de lleno en su planteamiento. En mi opinión, su primer error fue que Chase se "alisase las faldas" al final del libro anterior. Precisamente, lo que hacía fuerte a este personaje era su misterio y creo que debería haberlo mantenido durante la mayor parte de esta última entrega. Si el lector creyera que Anna era, realmente, la amante de Chase, la historia hubiera ganado fuerza. Pero el hecho de que, desde el principio, conozcamos su identidad convierte la trama en repetitiva. Una y otra vez Duncan acusa a Anna de ser la amante de Chase y una y otra vez ella busca excusas, explicaciones ambiguas. 

Por lo demás, la trama es 100% MacLean. Personajes secundarios con fuerza que, en ocasiones, ofrecen una visión dulcificada de la aristocracia inglesa, diálogos cargados de humor (en este caso a cargo de la precoz Caroline, la hija de Georgiana) y, por supuesto, la intromisión constante de los demás miembros de El Ángel que le deben un matrimonio feliz a Chase. También asoma Sophie Talbot, una de las "peligrosas hermanas Talbot" que protagonizarán la siguiente serie de Sarah MacLean.

En definitiva, una novela que podría haber sido increíble, pero que, en mi opinión, se ha quedado en "bastante buena". Le doy un siete.

sábado, 31 de agosto de 2019

Reglas de los canallas 3. No hay amor sin espinas



Sinopsis

Temple es más conocido como el «duque asesino» desde que, años atrás, fuera señalado como el autor de la muerte de la señorita Lowe, la joven dama que iba a convertirse en la esposa de su padre. Incapaz de recordar qué sucedió realmente, lleva doce años reinando en los más oscuros rincones de Londres, convencido de que no hay redención posible para él.
Mara se juró a sí misma que jamás regresaría al mundo del que hace años huyó, pero cuando su hermano pierde toda su fortuna en El Ángel Caído, la casa de juego con peor fama de la ciudad, se verá obligada a intentar hacer un pacto con Temple, un hombre al que no esperaba volver a ver y que resulta ser uno de los dueños del Casino.
Temple cree haber hecho un buen trato hasta que se da cuenta de que la dama oculta más de lo parece y va a necesitar cada pizca de su fuerza de voluntad para resistir la atracción que siente por esa misteriosa y enloquecedora mujer, que parece dispuesta a arriesgarlo todo por honor…

----------

No hay amor sin espinas supone la tercera entrega de la serie "Reglas de los Canallas" de Sarah MacLean. En él nos encontramos con Temple, el más oscuro de los dueños de El Ángel Caído, la casa de juego londinense de la que todo aristócrata y hombre con poder desea formar parte; y con Mara, una misteriosa mujer cuyo pasado está marcado.

Cuando William Harrow, marqués de Chapin y heredero del ducado de Lamont, se despertó en una cama desconocida y con la cabeza dolorida no imaginó que su vida estaba a punto de cambiar para siempre. Al fin y al cabo, aquella no era una situación nueva para él. Su vida disipada, su atractivo y su situación privilegiada en la sociedad hacían que la bebida y las mujeres fueran compañeras habituales, por lo que aquel estado le resultaba familiar. Pero cuando notó las sábanas mojadas a su lado y descubrió la sangre que le rodeaba todas las alarmas se dispararon. Y cuando las criadas entraron en el dormitorio de la señorita Lowe y lo encontraron en aquella situación ya no hubo vuelta atrás. En cuestión de segundos, William Harrow pasó de ser el niño mimado de la sociedad a convertirse en el más temible y oscuro de los aristócratas. Fue así como nació Temple, más conocido como "el duque asesino".

Años atrás, Mara logró huir de un compromiso no deseado y una vida que odiaba. El precio a pagar fue alto, pues tuvo que comenzar de nuevo sin nombre, sin protección y en los suburbios de Londres. No obstante, su fuerza y su tenacidad la llevaron a dirigir un centro para niños sin hogar. Y en aquel lugar, con los niños que la rodeaban y las personas que trabajaban con ella, encontró a su verdadera familia. Pero ahora todo está a punto de venirse abajo. Su hermano, quien años atrás la ayudó a huir, lo ha perdido todo en El Ángel Caído. Pero Mara no va a rendirse y sabe que, para recuperar su dinero, deberá negociar con los canallas que regentan aquel lugar. No. No con todos los canallas. Sólo con uno. Y es que ella posee algo que Temple no podrá rechazar. 

El descubrimiento de Sarah MacLean hace años supuso para mí una gran alegría. Su humor, sus personajes redondos y sus historias la convirtieron en una de mis escritoras favoritas. Si la serie "Love by Numbers" fue maravillosa, esta no se queda atrás. Los socios de El Ángel Caído, con sus oscuros secretos y sus vidas al margen de la respetabilidad, prometían grandes historias. Y si bien Cross ha sido y será siempre mi favorito, Temple también resulta un protagonista interesante. Su dureza, con esos efímeros atisbos de ternura que ha mostrado en las entregas anteriores, lo convierten en un personaje misterioso. Hemos oído cómo lo llamaban "duque asesino" antes, pero no es hasta esta novela cuando descubrimos por qué. Temple ha matado a una mujer o, al menos, eso cree él y toda la sociedad. Y, aún sin saber si la acusación es cierta o no, es un personaje que se gana al lector y despierta su curiosidad. Todos queremos saber qué ha ocurrido porque, desde luego, nadie se cree que el hombre que ayudó a Pippa a conquistar a Cross y que se declaró medio enamorado de ella pueda ser un asesino. 

Mara también resulta un personaje fascinante. Dulce con sus niños, pero con la fuerza necesaria para haber sobrevivido al otro lado del mundo para el que había nacido. Hija de un hombre rico, su lugar estaba en Mayfair, de la mano de un aristócrata, no en los suburbios, rodeada de ladrones y mujeres de moral cuestionable. Sin embargo, ella es más feliz en ese lugar de lo que lo hubiera sido si hubiese aceptado su destino sin más y por eso está dispuesta a cualquier cosa para mantener a salvo el orfanato. Incluso a condenarse a sí misma. 

Hablar de No hay amor sin espinas sin hacer ningún spoiler resulta muy complicado por lo que no diré mucho de ella. Sólo que ha resultado fascinante, que engancha desde el principio y que los personajes se ganan al lector aunque, en el caso de Mara, el cariño se una a un cierto rechazo. Una novela estupenda cuyo único fallo, en mi opinión, son las últimas líneas, unas líneas que nada tienen que ver con ellos. Chase aparece leyendo el periódico. El más misterioso y, tal vez, fascinante socio de El Ángel. Y se nos hace una increíble revelación... Demasiado pronto. 

De ponerle una nota a esta novela, para mí merece un nueve.

lunes, 8 de julio de 2019

Detrás de un beso (Adriana Rubens)

Resultado de imagen de detras de un beso
Sinopsis

Jacqueline Darcy fue testigo del asesinato de su hermano y, desde entonces, vive escondida en Whitechapel bajo la identidad masculina de Jack Ellis. Cuando le sugieren que se convierta en el asistente del doctor Richmond para descubrir la causa del extraño comportamiento de este, Jacqueline acepta, aunque con renuencia. La relación no empieza con buen pie, pero cuanto más conoce al doctor, más se enamora de él, hasta que descubre que aquello que lo atormenta es un enemigo más temible de lo que nadie hubiese podido imaginar.
Joshua Richmond tiene dos problemas. El primero es la atracción que despierta en él su nuevo asistente. El segundo, su creciente dependencia del opio, aunque al menos esto último puede controlarlo. O eso cree él. Tendrá que enfrentarse al riesgo de perder a sus seres queridos para darse cuenta de que se ha metido en un infierno del que no puede escapar sin ayuda, a la vez que a sus miedos y más terribles pesadillas. Cualquier cosa, con tal de conseguir aquello que vislumbró detrás de un beso.

Jack Ellis es un chiquillo que ha tenido que aprender a defenderse y a buscarse la vida en las calles más mugrientas y peligrosas de Londres. Por circunstancias del destino, su camino se cruzó en el pasado con el de Connor MacDunne y acabó convirtiéndose en uno de los mejores confidentes de los Blueguards. Entre sus trabajos, ha estado el de seguir y proteger a Lady Samantha Richmond en sus incursiones en los bajos fondos en busca de información para sus artículos periodísticos. Por eso, cuando Connor le encomienda convertirse en el ayudante del hermano de esta, el doctor Joshua Richmond, para tratar de descubrir qué es lo que oculta, no pone objeciones. Es un trabajo más, como tantos otros… Lo que no espera son los sentimientos que el doctor acaba despertando en él y que pondrá en riesgo no sólo su disfraz, sino su propia vida. 

Joshua Richmond es un hombre afortunado. Hijo del duque de Bellrose, proviene de una familia maravillosa en la que todos se adoran. Poseedor de un título y de una fortuna que, gracias a las inversiones de su hermano, no hace más que multiplicarse. Además, se dedica a aquello que, desde niño, le ha apasionado: la medicina. Y es que Joshua siempre supo que sería médico. Entonces… ¿por qué luce esas ojeras en su rostro? ¿por qué, con cada día que pasa, está más y más demacrado? ¿qué le ha llevado a alejarse de su familia? 

Detrás de un beso supone la tercera entrega de la serie Whitechapel de Adriana Rubens. Aunque se puede leer de forma independiente, la lectura de las novelas anteriores logra que el lector conozca a la mayoría de los personajes y haya desarrollado hacia ellos un especial cariño, al menos en mi caso. La familia Richmond se ha ganado un hueco ya en mi corazón con sus extravagancias, su ternura y su avanzada forma de pensar. También Connor se ha granjeado mi aprecio con su preocupación por su esposa y su deseo de cambiar las cosas en el East End. 

Y Jack y Joshua… Lo cierto es que ambos personajes me fascinaron desde el instante en el que aparecieron por primera vez. El pilluelo de los suburbios tenía algo misterioso, algo que se me escapaba, hasta que el final de la novela anterior, Detrás de tu mirada, me lo confirmó. En cuanto a Joshua, es uno de esos personajes que enamoran desde el primer momento. Bondadoso, generoso, entregado a los demás y tremendamente atractivo. Tal vez por eso, por esa genuina bondad que le caracteriza, su historia resulta todavía más conmovedora. Su soledad, su frustración y el tormento por el que pasa se convierten en nuestros. Y Jack Ellis, con su valentía y su fuerza para afrontar la vida y dejar atrás el pasado, es la pareja perfecta para él. Aunque su historia no sea fácil. Aunque Joshua sea incapaz de entender la atracción que siente hacia él. Jamás ha dudado de su sexualidad y ahora…

Al igual que en las novelas anteriores, la historia romántica de los protagonistas no se desarrolla en ambientes aristocráticos ni refinadas mansiones o pistas de baile. Si bien la vida del West End se muestra en algunas escenas, son los suburbios, las callejuelas de Whitechapel, las que funcionan como marco de la historia. Las clases más bajas, desde los delincuentes a las actrices fracasadas, tienen un papel fundamental en el desarrollo de los acontecimientos. Londres pierde un poco de ese brillo al que la romántica histórica nos tenía acostumbradas y se convierte en una ciudad real.

Adriana Rubens se ha convertido en toda una revelación para mí. Ha conseguido engancharme de tal manera a sus historias que no me han durado los libros más de dos días. Con un estilo sencillo y fluido, te sumerge en la trama y logra que sientas. Sientes el dolor de sus personajes y sus alegrías. Dejas de respirar cuando ellos lo hacen y se te pone la piel de gallina con las escenas más románticas. Una autora y una serie más que recomendable. Y una novela de sobresaliente. 

viernes, 5 de julio de 2019

Detrás de tu mirada (Adriana Rubens)

Sinopsis

Lady Samantha Richmond es una dama poco común. No solo por su singular belleza sino por el interés que tiene en ejercer una profesión: ser periodista. Un empleo poco usual para una mujer a finales del siglo XIX y completamente descabellado para la hija de un duque.
Sabedor de que la joven no va a dejar que nadie la detenga en sus aspiraciones, su padre, Nathaniel Richmond, duque de Bellrose, decide contratar los servicios de la mejor empresa de seguridad de Londres para protegerla mientras trabaja.
---------------
Samantha es una mujer peculiar. Inusitadamente hermosa, logra que los caballeros pierdan el sentido sólo con mirarla. Los mejores partidos de la temporada se disputan su mano e, incluso, la Casa Real ha mostrado interés por ella. Tal y como se espera de la hija de un duque, ha recibido una esmerada educación…. Aunque un tanto peculiar. Su familia tiene una visión del mundo tan progresista que, incluso, cree que las mujeres y los hombres son iguales. Además, los matrimonios de los Richmond se caracterizan por el amor y la pasión y eso es lo que le han transmitido desde la cuna. Así pues, Samantha se ha convertido en un bicho raro para la aristocracia. Con ideas liberales, la firme convicción de que sólo se casará por amor y el ferviente deseo de lograr hacerse un hueco en el mundo del periodismo. Precisamente ese deseo de convertirse en periodista es el que la lleva al Jardín Secreto, un antiguo prostíbulo reconvertido en un selecto club para caballeros.
Connor MacDunne es un hombre que se ha hecho a sí mismo. Salido de la nada, nació siendo poco más que una rata de alcantarilla. Pero una infancia dura y su afán de supervivencia lo han convertido en un tipo a tener en cuenta. Propietario del Jardín Secreto y fundador de los Blueguards, una empresa de seguridad que ayuda a Scotland Yard para tratar de controlar la creciente criminalidad del East End, se ha convertido en un hombre poderoso. Este poder, sumado a su atractivo, logra que nunca le falten mujeres dispuestas a hacerle compañía. Por eso, cuando descubre a una misteriosa dama ataviada con un antifaz observando el ajetreo de su club desde las sombras sabe que será suya. 
Lo cierto es que no tenía expectativas sobre este libro. Ni buenas ni malas. No había leído nada de la autora ni me había informado sobre sus novelas anteriores. Simplemente, leí la sinopsis y, dado que me pareció interesante, decidí probar suerte. He de decir que ojalá tuviera tanta suerte con la lotería. 
Detrás de tu mirada es una novela que no sólo promete con el argumento, mantiene esa intensidad a lo largo de toda la historia. Todos los personajes, no sólo los protagonistas, están bien caracterizados y su personalidad se va desarrollando conforme avanza la trama. Su vida es una vida real, las vivencias de una familia un tanto peculiar a finales del siglo XIX, con sus problemas, alegrías y temores. Pese a tratarse de la segunda entrega de una serie y que algunos personajes se dan por conocidos, la historia se sigue perfectamente de forma independiente. Además, ciertos personajes van ganando fuerza conforme avanza la trama, preludiando su propia novela. 
En cuanto a los escenarios, son diferentes a los habituales en las novelas históricas ambientadas en el Londres del siglo XIX. Los salones de baile y las refinadas mansiones del West End aparecen de refilón. Son los suburbios, las sucias y peligrosas calles del entorno de Whitechapel las que albergan las claves de la historia. Las prostitutas, los delincuentes y los niños que sobreviven como pueden en el East End tienen más peso que los condes o las marquesas. 
Me ha gustado especialmente el modo en el que se lleva a cabo la transición del narrador. Cuando la focalización cambia de un personaje a otro, el narrador retrocede unos instantes en la escena y nos cuenta los últimos segundos desde otro punto de vista, lo que enriquece la perspectiva del lector. Podemos saber lo que ambos protagonistas sienten en un momento determinado sin caer en incoherencias narrativas. 
También considero un acierto que la autora no caiga en interminables descripciones de los lugares en los que se desarrolla la historia. Unas cuantas pinceladas nos sirven para imaginarnos el escenario, que queda en un segundo plano y da prioridad absoluta a la acción que en él se lleva a cabo. 
Y la aparición de Jack, “el destripador”… ¡Qué gran acierto! La autora consigue incorporarlo a la trama, no como un añadido que intenta dar apariencia de realidad a la narración, sino como un elemento fundamental de la misma. Sin Jack, sin los terribles crímenes de este misterioso asesino del siglo XIX, no tendríamos historia. En definitiva, esta novela me ha fascinado, me ha enganchado desde el primer momento y… ¡Me ha sorprendido! Nada es previsible y los personajes esconden muchos matices inesperados. Por ponerle alguna pega, considero que, tal vez, el final entre los protagonistas resulte un tanto precipitado. Pero, en general, para mí es una novela de sobresaliente. Totalmente recomendable. 

viernes, 14 de junio de 2019

El Día de la Duquesa


Sinopsis
Malcolm Bevingstoke, duque de Haven, ha pasado los tres últimos años en una soledad obligada, pagando el precio de un error imposible de arreglar y añorando al amor que ha perdido para siempre.
Sin embargo, el ducado no espera; el título necesita un heredero, lo que significa que debe ponerse a buscar una esposa.
Solo hay un problema, que ya tiene una…
Después de años de exilio, Serafina, duquesa de Haven, regresa a Londres con un único objetivo: recuperar la vida a la que ha renunciado y encontrar la felicidad, libre ya del hombre que le rompió el corazón.
Haven, acorralado, le ofrece un trato: ella obtendrá su libertad en cuanto elija para él a la mujer que pueda sustituirla como duquesa.
El duque sólo dispone de unas semanas para recuperar a su esposa, para convencerla de que, a pesar del horrible pasado que comparten, se pertenecen el uno al otro, porque, para él, todos los días son El día de la duquesa.
 ---------
Crítica
Malcom Bevingstoke es todo lo que un caballero debe ser. Elegante, educado, culto, atractivo… Y  Duque de Heaven. Precisamente, ese título es el que le obliga a estar alerta. Y es que Heaven está convencido de que las mujeres son seres encantadores cuyo único objetivo en la vida es clavar sus bonitas garras en un título apetecible y una gran fortuna. El amor, esa gran falacia, sólo sirve para engañar a algunos incautos y hacerles creer que el matrimonio es algo más que la búsqueda de una dama de seguridad económica y comodidad. No obstante, todas sus creencias se tambalean cuando una misteriosa mujer aparece en escena, sin saber siquiera quién es él ni mostrar interés alguno por su título. Descubrir su identidad se convertirá en su objetivo y el matrimonio dejará de ser una opción vetada para él. Tal vez, incluso el Duque de Heaven tenga opiniones equivocadas de vez en cuando.
Serafina no es una mujer corriente. Es una de las “peligrosas Talbot”. Apodadas así por una sociedad que las desprecia por sus orígenes, las hermanas han tenido que aprender a moverse y, sobre todo, a defenderse entre la “flor y nata” de la sociedad londinense. Tras ellas, un eco de murmullos. Una sarta de rumores. Un escándalo continuo. Por eso, su matrimonio con el Duque de Heaven resulta tan poco conveniente. ¿Cómo ha podido una escandalosa Talbot pescar a Malcom Bevingstoke? Pero las cosas no siempre salen como una quiere y, tras el fracaso de la unión y varios años desaparecida, Serafina regresa dispuesta a provocar un último escándalo, aquel que le concederá la libertad. Ante la cámara de los lores y la estupefacción de su marido, hace su petición. Quiere el divorcio. 
Aunque escrita con la agilidad y el humor propio de la autora, El día de la duquesa es una novela con un tono diferente a cualquiera de las demás historias de Sarah MacLean. Si bien la autora suele caracterizarse por crear novelas románticas históricas con ciertos toques de originalidad y crítica a diversos aspectos de la sociedad del siglo XIX, en esta las dosis de dramatismo son mayores. La historia de Heaven y Sera es una historia de amor frustrado, de pérdida. Los personajes se ven destruidos por sus propias vidas y acciones y deben aprender a reconstruirse, a renacer de los escombros que han quedado.
También el esquema narrativo no es común. A lo largo del relato, los flashback son continuos, como si de una narración cinematográfica se tratara, y nos llevan a entender por qué aquel amor de los protagonistas se acabó convirtiendo en una hostilidad repleta de melancolía. 
Las escenas cómicas también tienen su lugar, no en vano es un libro de Sarah MacLean, sobre todo de la mano de personajes a los que ya conocemos como Sesily, Seleste, Sophie o Seline y nos deja entrever alguna historia futura. 
Lo cierto es que ha sido una novela que me ha sorprendido y me ha gustado mucho, por lo que me parece muy recomendable. Mi puntuación: un ocho. 

miércoles, 5 de junio de 2019

Mister (E. L. James)


Londres, 2019. Maxim Trevelyan siempre ha disfrutado de una vida fácil. Gracias a su innegable atractivo, su entorno aristocrático y su riqueza, jamás ha tenido que trabajar y pocas veces duerme solo. De pronto todo cambia cuando la tragedia estalla y Maxim hereda el título nobiliario, la fortuna y las propiedades familiares, pero también muchas responsabilidades que deberá afrontar y para las que no se siente del todo preparado. Sin embargo, su mayor desafío es luchar contra el inesperado deseo que le despierta una enigmática joven que acaba de llegar a Inglaterra, sin más equipaje que un peligroso y turbulento pasado. 

Desconfiada, bella y con un don para la música, Alessia se convierte en un atrayente misterio y el anhelo de Maxim se transforma en una pasión que jamás antes había sentido, y a la que no se atreve a poner nombre. Pero, ¿quién es Alessia Demachi? ¿Puede Maxim protegerla de las amenazas que la acechan? ¿Y qué ocurrirá cuando ella descubra que él también ha estado ocultándole sus propios secretos? 

Maxim Trevelyan es un niño rico que nunca ha tenido que dar un palo al agua para salir adelante. Atractivo y de buena familia, hace esto y aquello, sin hacer nada en realidad. Acostumbrado a los ligues de una noche y a la libertad más absoluta, su vida cambia cuando su hermano mayor muere y el título de la familia recae sobre sus hombros. De repente, su mundo se desmorona y se encuentra condenado a asumir unas responsabilidades para las que siente que no está preparado. Y, en medio del desastre, aparece ella, con sus miradas esquivas, su timidez y su pañuelo azul. En el momento en que su mirada se cruza con la de Alessia Demachi, la vida tal y como la conocía desaparece por completo.  

Alessia no lo ha tenido fácil y, para cambiar su suerte, ha decidido jugárselo todo a una carta. Ha abandonado su país y dejado a su familia atrás para poder buscar un futuro mejor. Pero en sus planes no entraba trabajar para aquel hombre de ojos verdes que la mira de una forma tan extraña. No sabe nada de él, sólo que es el tipo más desordenado del planeta y que posee un piano que ella puede tocar a escondidas. Sin embargo, la atracción entre ellos es innegable y, cuando su vida comienza a correr peligro, él será el único que podrá ofrecerle la seguridad que necesita. 

Mister es una novela diferente en cuanto a planteamiento. A nivel argumental, pretende ser una novela histórica disfrazada de contemporánea. Él, un disoluto calavera. Ella, una inocente en peligro. El noble y la plebeya. Y todo ello aderezado con una madre frívola y excéntrica, una amante llena de ambigüedades y alguien interesado en hacer daño a la chica. No pinta mal. 

El narrador también es distinto. En primera persona, protagonista, cuando es Maxim quien cuenta lo que vive, lo que siente. Tercera persona focalizado cuando la perspectiva es la de Alessia. Podría estar bien, pero lo cierto es que descoloca un poco. Meterse en la piel de uno para que, de repente, nos echen y veamos la historia desde fuera nos aleja de los acontecimientos y, sobre todo, de los sentimientos de los protagonistas. 

Lo cierto es que la historia en sí me gustó, pero… 

Grey sigue aquí. Y yo no soy fan de Grey. Ni de Anastasia. Ni de pasarme trescientas páginas sin que los personajes evolucionen ni un poquito. 

Alessia es una versión europea de Anastasia. Mirada esquiva, se muerde el labio o se lo humedece con la lengua. Por supuesto, y al igual que Grey, Maxim arde de deseo con cada uno de sus movimientos. Se trata de personajes casi planos, que dicen mucho y hacen poco. Maxim no sabe cómo va a afrontar sus nuevas responsabilidades, pero a lo largo de la historia tampoco se perciben demasiado qué responsabilidades son esas y cómo ha cambiado su vida. Sigue a lo suyo, con la única diferencia de que se convierte en el protector de Alessia. 

En cuanto a los personajes secundarios, pasan sin pena ni gloria por la acción. Caroline, la cuñada de Maxim y viuda de su hermano sugiere, al principio, que puede tener trascendencia para la historia, pero acaba siendo un personaje superfluo. Pese a todo, la historia engancha y tiene momentos emocionantes en los que te absorbe.


Una novela amena, sin grandes aspavientos, ideal para pasar una tarde. Le doy un 6.


Mister (En español) by E L James