"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

domingo, 29 de enero de 2012

Patience de Lisa Valdez, cuando la sumisión llega a la novela romántica...

                                    
“Una mujer llamada Patience. Un deseo que puede poner su nombre, y su amor, a prueba.
Patience Emmalina Dare, conocida por su excepcional belleza, ha sufrido la persecución de sus admiradores desde siempre. Pero ninguno de ellos ha conseguido inspirarle amor... o deseo. Segura de que nunca encontrará un hombre que le cale hasta lo más hondo, decide olvidar las expectativas de matrimonio y dedicarse a la música. Pero justo cuando Patience piensa que su vida está bajo control, un apasionado beso del enigmático hermano de su cuñado despierta en ella una poderosa necesidad. ¿Cómo logrará reconciliar ese deseo que siente por él y el deseo de una vida propia? ¿Y qué hará cuándo él le muestre una parte profunda y oculta de sí misma que nunca supo que existiera?
Cuando el secreto de su nacimiento ilegítimo destierra a Matthew Morgan Hawkmore del lugar que ocupaba en la sociedad, el oscuro y guapo hermanastro del Conde de Langley trama su resurrección y su venganza. Traicionado y abandonado por la mujer que creía que le amaba, jura no dejarse controlar nunca más por el amor. Pero, a pesar de su juramento, es incapaz de resistirse a la hermosa Patience, cuya fortaleza y confianza en sí misma esconde una necesidad que él es perfectamente capaz de satisfacer. ¿Podrá Matthew tenerla sin amarla? ¿Qué estará dispuesto a dar con tal de conservarla a su lado? Y ¿será la apasionada rendición de Patience lo único que evitará que Matthew cometa un trágico error que podría destruirles a ambos...?”
Patience supone la segunda novela de la serie “Pasión” de Lisa Valdez. En ella se nos cuenta la historia de Matthew y Patience, los hermanos de los protagonistas de la primera entrega.
Patience es una mujer hermosa, una de esas damas a las que los pretendientes persiguen por las pistas de baile. Pero ninguno de esos petimetres ha llamado jamás su atención. Sólo Matthew, con el misterio que lo rodea y su oscura personalidad, logra despertar algo escondido dentro de ella, algo que no tiene claro si quiere sentir.
Matthew es un cínico. Tras descubrir que es un bastardo y que toda su existencia se ha basado en una mentira, su vida se ha ido al garete. Su prometida, a la que creía amar, lo ha abandonado al conocer sus orígenes. Sus socios, aguijoneados por el padre de la joven, han comenzado a desconfiar de él y a retirarle su apoyo. La sociedad al completo, convencidos de que es un mentiroso que los ha estado engañando, le ha dado de lado. Entre todo esto, sólo una cosa se ha mantenido en su sitio: el deseo que ha sentido por Patience desde el mismo instante en el que la conoció.
Lo cierto es que hacer una crítica de esta novela no me resulta demasiado fácil.
Encuadrada dentro del género erótico, la historia que nos cuenta es una tanto peculiar. La relación de los protagonistas se basa en un sistema de amo y sumisa, en el que el orgullo de ella no tiene cabida. Tal vez por eso me ha resultado completamente imposible identificarme con los protagonistas, algo que es imprescindible para que me guste una novela.
Matthew humilla constantemente a Patience, le da órdenes que ella debe acatar sin rechistar, mina su orgullo e, incluso, le arrebata la capacidad de decidir por sí misma. Tal vez no entienda este tipo de relaciones. Aunque respete los gustos de cada uno en materia sexual, el rollo  sumisión nunca ha ido conmigo y quizá sea por eso que he terminado este libro por pura fuerza de voluntad, ya que me han dado ganas de plantarlo en más de una ocasión.
Tal y como yo lo veo, Matthew es un personaje inseguro. Tras descubrir que su vida es una farsa, que todo lo que creía poseer no era suyo, todo a su alrededor se tambalea. Así pues, en mi opinión, la sumisión de Patience le da esa seguridad que necesita. Y, al menos para mí, un personaje masculino que basa su propia estabilidad emocional en la subordinación de otro no me gusta. Me da igual que se pase la novela diciendo que lo hace por su propio bien, que los “castigos” a los que la somete son en su propio beneficio. La mayor parte de sus diálogos me sacan de quicio, con él recordándole que es su amo y señor y que todo lo que hace es para llevarla a ella a un estado de éxtasis impresionante, mientras ella le da las gracias por todo.
¿Qué él le pega?
“Gracias, Matthew”
¿Qué le da un orgasmo?
“Gracias Matthew”
Oh, sí, amo y señor Matthew, gracias por dejarme vivir.
Además, las referencias bíblicas para justificar ese sometimiento, sus explicaciones sobre la predisposición natural de la mujer a someterse al hombre, resultan exasperantes.
La actitud de ella me parece estúpida. Y no porque se someta, sino porque no parece saber lo qué quiere. Lo que él dice va a misa y ella parece perder completamente la capacidad de decidir por sí misma. En algún momento parece tener autonomía, pero, en la mayor parte del libro, se deja llevar.
¡Y sus reacciones!
¿Cómo, demonios, puedes enterarte de que el tipo en cuestión ha boicoteado la oportunidad que has estado esperando durante toda tu vida, por la que has luchado durante años, y no asesinarlo? Y me da igual que ella ya hubiera decidido renunciar a ella y quedarse con él cuando se entera. ¡¡Es una muestra de prepotencia, manipulación y egoísmo impresionante!!
Así pues, la relación de los protagonistas no me ha gustado, no me ha “llegado” y no me la he creído.
Los personajes secundarios, sin embargo, me han gustado un poco más. A Mark y a Passion ya los conocíamos de la entrega anterior, pero otros como tía Matty y Fitz Roy ganan importancia en esta entrega.
Asimismo, la novela está bien escrita, con el estilo propio de la autora, y es por eso que me resulta tan difícil darle una nota determinada. Para mí la historia en sí misma no merecería más de un 2, pero, dada la calidad con la que está escrita, supongo que se merecería el 5.

2 comentarios:

Ingrid Shaik dijo...

Hola Fanny me gusto tu punto de vista ;) la verdad acabo de terminar Passion y quisiera seguir leyendo, ya como dices Lisa Valdez me gusta como escribe, creeme que he leido mas de 100 titulos de historica romaantica, y pues me gusta siempre estoy leyendo... me gustaria poder leer este segundo de la serie Passion pero no consigo donde bajarlo?? tienes idea de donde puedo ubicarlo? y un abrazo Fanny

Fani dijo...

Hola!

Pues la verdad es que no lo sé porque a mí me lo dejaron, pero tengo entendido que no está publicado en español... Siento no poder ayudarte :(

Muchas gracias por comentar ^_^

Biquiños!

ir arriba
Myspace Comments