"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

domingo, 20 de mayo de 2012

Knight 4. Deseos prohibidos (Gaelen Foley)



“La impetuosa Lady Jacinda Knight, hermana de los protagonistas de los libros anteriores, es la hija de una mujer que escandalizó a todo Londres, y la sociedad piensa que seguirá los mismos pasos de su madre.
Una noche, intentado escapar de un matrimonio concertado y sin amor, Jacinda, sola y en oscuro y peligroso callejón, se topa frente a frente con Billy Blade, el líder de una famosa banda de ladrones. Sus besos robados despertarán en ella un increíble anhelo por un hombre que sabe que jamás será suyo.
Billy, un apuesto forajido con un secreto pasado, nunca ha conocido a una mujer como Jacinda. Su salvaje inocencia y floreciente sensualidad hacen que su rebelde espíritu arda en llamas por ella. Aunque hace años fue rechazado y desheredado por su tiránico padre, Billy está resuelto a reclamar su título como Conde de Rackford para ganarse el amor de la encantadora belleza que le ha robado el corazón.” (Sinopsis extraída de Autoras en la Sombra)

Deseos prohibidos supone la cuarta entrega de la exitosa serie de novela romántica de los hermanos Knight, escrita por la conocida autora Gaelen Foley. En ella se nos cuenta la historia de la impetuosa, impulsiva y alocada Jacinda Knight, a la que conocíamos ya de novelas anteriores y cuya evolución habíamos podido comprobar en los libros de sus hermanos, y de Billy Blade, un rufián y habitante de los bajos fondos londinenses a quien ya habíamos visto antes y cuyos misteriosos pudimos seguir en la entrega de Damien.


Cualquiera que conozca a Jacinda Knight dirá que es una mujer afortunada. Hermosa, divertida, inteligente, con unos hermanos que harían cualquier cosa por ella y una sangre casi tan azul como la del rey. Desde niña se ha criado entre lujos, rodeada de comodidades, consentida hasta el extremo, pues es la única chica en una familia de varones protectores y encantadores. Desde cría lo ha tenido todo. O eso es lo que pensaría cualquiera que no fuera la propia Jacinda. Y es que, condicionada por ser la hija de la “zorra Hawkscliffe”, ha pasado toda su vida sometida a la presión de la sociedad, que espera que cometa los mismos pecados que su madre. Su existencia ha transcurrido entre algodones, pero siempre controlada, seguida de cerca por institutrices, familiares o amigos. Por eso, una noche, Jacinda decide huir, dejar atrás todo aquello que conoce, todas aquellas comodidades que ha tenido siempre, y huir hacia Francia. Lo que no espera es, en su huida, volver a cruzarse con aquel hombre que durante su primer encuentro hizo que su corazón se saltase un latido: Billy Blade, el confidente de su hermano Lucien, el forajido, uno de los criminales más buscados por los agentes de Bow Street.

Billy Blade ha renunciado a su nombre hace mucho tiempo. Tras escapar de un destino funesto, ha logrado abrirse paso en la vida. Gracias a su valentía, a su capacidad de liderazgo, a su inteligencia y a su trabajo, ha conseguido convertirse en el líder de los bajos fondos. No obstante, aún mantiene un pequeño vínculo con la sociedad civilizada: Lucién Knight, a quien ha servido de ayuda en numerosas ocasiones. No obstante, cuando aquella noche se encuentra a una jovencita escondida en un montón de basura, lo último que espera es que se trate de la hermana de Lucien. No cuando ella se comporta como si estuviera huyendo de un futuro terrible. No cuando ella despierta en él un deseo que jamás había sentido antes: el de ser otra persona.

Pero nadie puede escapar de su destino, y, tras ser arrastrada de nuevo al mundo del que quería huir, Jacinda se ve obligada a afrontar su futuro… Aunque los consejos de un rufián como Blade pueden servirle para salirse con la suya. La libertad está al alcance de su mano. Lástima que, para alcanzarla, deba renunciar al único hombre que ha logrado conquistarla.

Con unos protagonistas que prometen y unos secundarios a la que la mayoría de los lectores de romántica adoramos, una historia que engancha y el estilo inimitable de Gaelen Foley, Deseos prohibidos reúne todas las características para convertirse en una de esas novelas que hacen historia. No obstante, aun cuando reúna los ingredientes, lo cierto es que no alcanza, al menos para mí, el sobresaliente que le he dado a las entregas anteriores. Jacinda es un personaje interesante y Billy es, sin duda, un tipo que prometía, pero ninguno de los dos ha logrado satisfacer por completo mis expectativas. Y no porque estén mal construidos o tengan alguna “tara”. Simplemente, he terminado la novela con la sensación de que faltaba “algo”. Tal vez faltaba esa intensidad de las novelas anteriores. Quizá, sencillamente, sus predecesoras habían dejado el listón demasiado alto. Fuera como fuere, Deseos prohibidos es, en mi opinión, una novela que no alcanza el nivel al que Foley nos tenía acostumbrados, que deja con la sensación de que podría haber dado más de sí. Aun así, es, sin duda, una buena historia que engancha desde el principio y que le recuerda a una por qué le gusta la novela romántica.


De darle una nota, le daría un 8,5.



0 comentarios:

ir arriba
Myspace Comments