"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

domingo, 10 de abril de 2011

Los siete secretos de la seducción (Anne Mallory)



“Secreto nº 1: Toda buena seducción debe comenzar siempre con un buen anzuelo…
Miranda Chase, una bella joven que a pesar de no pertenecer a la alta sociedad ha recibido una excelente educación, está cautivada por un perturbador libro que circula por todo Londres. Intrigada, escribe una carta al autor sin saber que sus apasionadas palabras la convertirán en el objeto de deseo de un maquiavélico vizconde, ni que acabará irremisiblemente enamorada de él.
Maximilian, vizconde de Downing, cree que la única emoción verdadera es el deseo. Atractivo e inquietante, sólo le interesa su siguiente conquista… la que siempre justifica su escandaloso modo de vida. Sin embargo, la mezcla de inocencia, confianza y amor que irradia Miranda hace que suceda algo impensable, algo que trastocará sus planes de seducción. Algo que podría amenazar su cínico corazón…

Los siete secretos de la seducción es la segunda novela de Anne Mallory que se ha publicado en castellano. En ella, se nos narra la historia de una joven dependienta de librería cuya pasión por la lectura y fascinación por el autor de un escandaloso libro la llevarán a meterse en un lío del que no podrá salir ilesa… Y es que, con sus inocentes cartas al autor, atraerá sobre su persona la atención de un hombre que, como él mismo dice, siempre consigue lo que quiere.
Miranda Chase es una mujer inocente, sencilla, responsable y con montones de anhelos que, sin embargo, no es capaz de satisfacer. De personalidad tranquila y conformista, lleva años soñando con hacer un Tour por Europa y visitar lugares que siempre la han fascinado. No obstante, jamás ha reunido el valor necesario para llevar a cabo sus aspiraciones y, sentada tras el mostrador de la librería de su tío, se conforma con imaginar sus viajes, con soñar con unas aventuras que no es capaz de llevar a cabo. Si a eso le sumamos el hecho de que es una auténtica fanática de la lectura que se evade completamente del mundo cuando se sumerge entre las páginas de un libro… Nos encontramos, exactamente, con lo mismo que encontró el vizconde de Downing cuando entró en el establecimiento: una joven soñadora con su atención centrada en las aventuras de la protagonista de una novela gótica.

Maximilian es un hombre cínico. Acostumbrado a salirse siempre con la suya y tremendamente versado en las artes de la seducción, se podría decir que es uno de los peores libertinos de Londres. Y no es de extrañar. Con unos padres que compiten por ver cuál de los dos es el que protagoniza el mayor escándalo, el vizconde de Downing se ha tenido que esforzar mucho por estar a su nivel. Habitual de las páginas de cotilleos, bajo su arrogante fachada se esconde mucho más de lo que se podría imaginar.

Así pues, parece inevitable que cuando estos dos personajes se encuentren salten chispas entre ellos. Al fin y al cabo, ella es una joven inocente que desea conocer todos los secretos de la seducción mientras que él…
Él es un tipo que, aún cuando parece saberlo todo de las relaciones entre un hombre y una mujer, tiene una visión del amor un tanto peculiar. Y no es que no crea en él, como suele suceder con los libertinos, sino que la vida le ha enseñado que este sentimiento es un arma muy peligrosa.

Los siete secretos de la seducción es una novela bastante oscura, diferente a lo que se suele publicar dentro de la histórica del siglo XIX. Los bailes y las fiestas aparecen de pasada, sin demasiada relevancia dentro de la trama. Los protagonistas se mueven en ambientes más “íntimos”, como son la librería o la casa del vizconde. Los demás personajes aparecen más bien esbozados, sin demasiada caracterización psicológica (salvo un par de excepciones) y la historia se centra en el comportamiento y personalidad de los protagonistas. No obstante, a pesar de la buena caracterización de los protagonistas, hay momentos en los que la trama resulta bastante confusa, comportamientos, sobre todo por parte del protagonista masculino, que no se llegan a comprender hasta las últimas páginas y algunas intervenciones y comportamientos de otros personajes que no he llegado a comprender del todo. Sin embargo, a pesar de esto, la novela es interesante, entretenida, con giros inesperados y que, aún cuando pierde un poco el interés en algunas partes, lo recupera sin problemas. Ha sido la primera novela de Anne Mallory que he leído y, aunque no se ha convertido en mi autora favorita, sí que me han dado ganas de leer algo más de ella.
De ponerle nota, le pondría un 7,5.

2 comentarios:

Pasajes románticos dijo...

La tengo pendiente, la empecé a leer pero de momento no me enganchó mucho.
Creo que me quedaré con Noches de pecado que me gustó mucho más. Por lo que comentas del ambiente oscuro y demás me imagino que será como aquella que también era tirando a gótica dentro de la época xDD
Un beso
Dácil

fani dijo...

Hola Dácil,
la verdad es que a veces se hace un poco pesado pero, bueno, tampoco está mal es sólo que... no sé, pierde el interés por momentos. No leí Noches de pecado aunque he leído muy buenas críticas así que tendré que ponerme a ello.
Biquiñosss

ir arriba
Myspace Comments