"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

martes, 1 de diciembre de 2009

Porque eres mia (Lisa Kleypas)

Logan Scott es un hombre hastiado y solitario, un seductor al que sólo le interesan las mujeres mientras que disfrute con ellas pero que no duda en abandonarlas en el momento en el que comienzan a aburrirle. Su única vía de escape, su refugio, es el teatro y esto le ha llevado a convertirse en el mejor y más aclamado actor de Inglaterra. Pero, a pesar de sus riquezas y su éxito, Logan es un hombre cansado y sin sueños, condicionado por los rechazos y desengaños sufridos en el pasado, que ha convertido en el objetivo de su vida demostrar a todos aquellos que lo humillan y rechazan que, a pesar de sus orígenes humildes, ha alcanzado la cima, todo aquello que desea, y ha logrado una riqueza e influencia mayor que la de muchos aristócratas.

Acostumbrado al orden y a tenerlo todo bajo control, cuando Madeline Mathews entra en su vida siente que su estabilidad psicológica corre peligro. Y es que la joven es como un torbellino que lo revoluciona todo e invade su vida. Dulce, cariñosa, alegre, espontanea y trabajadora, representa todo aquello que Logan teme. Pero cuando, durante una grave enfermedad, Maddy se mantiene a su lado y lo cuida como nadie lo ha hecho nunca antes, Logan no puede seguir negando sus sentimientos... Aunque, desgraciadamente, las cosas nunca son lo que parecen.

Maddy esta dispuesta a cualquier cosa para librarse de un matrimonio desgraciado con un anciano al que desprecia. Por eso le parece completamente admisible acudir a un seductor como Logan Scott para que la deshonre... Lo que la sorprenderá será que, en lugar de un calavera, encontrará a un hombre serio, responsable y honorable del que sería muy fácil enamorarse.


Esta es la segunda entrega de la serie Teatro Capital de Lisa Kleypas. En ella nos encontramos de nuevo con Logan Scott a quien habíamos conocido ya en su antecesora, Mi bella desconocida. En esta ocasión, podemos conocer realmente al hombre que se esconde tras el actor controlado y frío que se nos presentaba en la anterior. Scott es un individuo serio, controlado, que mantiene las distancias con el mundo. Misterioso y terriblemente atractivo, esta acostumbrado a levantar pasiones allí donde vaya. El sexo débil sucumbe a sus encantos sin remedio, sin que le cueste ningún esfuerzo, y eso es, probablemente, lo que hace que se aburra de las mujeres tan fácilmente. Para él Madeline supone un cambio radical, una ráfaga de aire fresco, pues no es más que una niña recién salida de la escuela que nada sabe del mundo ni, desde luego, de los hombres. Esto, precisamente, es lo que le lleva a rechazarla desde el primer momento. Logan siente, inevitablemente, el deseo de protegerla, de esconderla, para que nadie le haga daño. Y eso es algo que no le gusta, que desea evitar por todos los medios. No quiere implicarse demasiado con nadie, que nadie dependa de el y, desde luego, no esta dispuesto a enamorarse pues la experiencia le ha enseñado que el amor causa debilidad y que la persona amada es la que más daño acaba infringiendo. Por este motivo, desde el principio, intenta apartarse de Madeline, mantenerla alejada. Pero la insistencia de la joven, su carácter bondadoso que le lleva a perdonar cualquier ofensa que le inflija, hará prácticamente imposible su cometido.

Madeline es una joven alegre, dulce, cariñosa, optimista, tremendamente trabajadora y espontanea... Un dechado de virtudes si no fuese porque es la persona más obstinada que ha pisado alguna vez el teatro Capital. Decidida a acabar con su reputación, se presenta en el teatro sin otro objetivo que el de seducir a su dueño... algo que no le resultará nada fácil pero de lo que no desistirá hasta haberlo alcanzado. Y es que necesita “echarse a perder” antes de que sea demasiado tarde y se vea empujada al altar de la mano del decrépito e insoportable lord Clifton. Con lo que no contará la joven será con que el famoso libertino al que está decidida a seducir sea, en realidad, un trabajador y serio hombre de negocios, un actor preocupado por su carrera y por el éxito de sus obras y un individuo demasiado inteligente como para dejarse enredar. Así pues, la obstinación, su mayor defecto, sera su única arma para derrotar al joven actor.

Lo cierto es que Porque eres mía se encuentra en ese grupo de novelas que leo y releo constantemente (que son bastantes, he de reconocerlo). Ya en Mi bella desconocida el misterio que rodeaba a Logan, las referencias a su trágico pasado así como su carácter distante y frío lo convirtieron en un personaje fascinante para mi, alguien de quien deseaba saber más... y cuanto antes. Así que, cuando su novela cayo en mis manos no pude esperar más que un par de minutos antes de comenzar a leerla (literalmente, pues, en cuanto salí de la librería, me senté en la parada del autobús y me leí el primer capitulo). Y la verdad es que creo que valió la pena. Porque eres mía es una novela tremendamente lograda, con unos personajes (tanto principales como secundarios) psicologicamente muy trabajados y completos y que se ganan el cariño del lector (o el odio en el caso de los antagonistas) desde el primer momento. Las escenas del teatro, las descripciones del mundo de los actores, así como las continuas referencias a obras o papeles, sumergen al lector en ese fascinante mundo, permitiéndole conocer “desde dentro” ese ambiente.

En resumen, una novela que, aunque, en mi opinión, no alcanza el nivel de obras como Sueño contigo, no tiene desperdicio.

2 comentarios:

LadyMarian dijo...

Estoy de acuerdo. No es de las mejores de ella pero entretiene.
Besos

fani dijo...

A mi la verdad es que me gustan todas sus novelas asi que no sirvo como critica. Cualquier novela de la Kleypas sera maravillosa sin mas... Aunque, claro, unas dejan mas huella que otras.
Biquiños!!!

ir arriba
Myspace Comments