"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

jueves, 31 de enero de 2013

“Escucha a tu corazón” (Lisa Kleypas) en ¿Dónde está mi héroe?


 Lydia Craven sabe que existen dos formas de elegir marido: con la cabeza o con el corazón. ¿Logrará Jake Linley convencerla de que escuche a su corazón?”

“Escucha a tu corazón” es un relato incluido en la antología ¿Dónde está mi héroe?, en la cual Lisa Kleypas comparte páginas con las autoras Julia Quinn y Kinley MacGregor.

En este relato, nos encontramos con la historia de Lydia Craven, la hija de uno de los “chicos Kleypas” por excelencia: Derek Craven. Junto a ella, Jake Linley, a quien ya habíamos visto paseándose por entre las páginas de otras novelas de la autora —como en El amante de lady Sophia, en la cual provoca los celos del propio sir Ross— cuando alguno de sus personajes caía enfermo o herido.

Lydia Craven es una versión femenina de su padre. Extremadamente sagaz e inteligente, irónica, pragmática, y de deslumbrante belleza, ha decidido casarse con el hombre “adecuado”, renunciando a cualquier fantasía romántica que pudiera haber tenido con el que ha sido desde siempre el protagonista de sus sueños: Jake Linley. Al fin y al cabo, el doctor jamás ha demostrado el menor interés por ella, al contrario, en las ocasiones en las que se han encontrado le ha dejado claro que la considera poco más que una niña mimada y excéntrica.

Jake Linley sabe que jamás podrá tener a la mujer a la que ama. El hecho de que ella sea demasiado joven para él no es más que otro impedimento que añadir a la larga lista de cosas por las cuales está completamente fuera de su alcance, justo entre el hecho de que sea condenadamente rica y que tenga un padre sobreprotector que le romperá las piernas si lo ve a él, un libertino reconocido, cerca de su niña. Por eso, Jake no ha mostrado el menor interés por la muchacha, pese a haber tenido infinidad de ocasiones. Por eso, de hecho, ha ido más allá y ha logrado que ella crea que la desprecia.

Cuando ambos se encuentran, por accidente, en la bodega de los Craven, Jake y Lydian tendrán muchas cosas que aclarar… Y decisiones de suma importancia que tomar.

Lo cierto es que, pese a tratarse de un relato, “Escucha a tu corazón” es una historia intensa, completa, perfectamente estructurada y creíble. Dado que el espacio del que dispone supone grandes limitaciones, Kleypas tira de técnica narrativa y comienza la acción in media res. La historia de Lydia y Jake viene de lejos, no es fruto de un día, pero es imposible contarla entera, por lo que la autora recurre a un hecho puntual, un encuentro que supone el punto clave de la relación. Todo lo demás, los recuerdos y el resto de la narración —el “antes” y el “después”— sirve para completar la historia, darle veracidad y reflejar la profundidad de los sentimientos de los protagonistas.

Precisamente, en lo que a ellos se refiere, Kleypas consigue crear unos personajes redondos, psicológicamente completos y complejos, coherentes y creíbles. Lydia es una mujer inteligente y atractiva, pero también una joven con complejos e inseguridades que trata de aceptar que el hombre al que ama jamás reparará en ella. Jake, asimismo, es un caballero con grandes responsabilidades que ha dedicado su vida al cuidado de otros, mas también acarrea un pasado libertino y la desilusión de no poder lograr lo que realmente quiere. Al lector no le resulta difícil empatizar con ninguno de los dos ni comprender su modo de pensar y actuar.

En lo que al estilo se refiere, reúne las características propias de la autora: sencillez, ternura, humor y pasión, fórmula que, en mi opinión, funciona a la perfección.

En definitiva, un relato que se lee muy rápido pero que no resulta, para nada, superficial. Sin duda, merece la pena leerlo.

Le doy un 9.

CITAS DE LA NOVELA:

"Él podría desviar fácilmente la cuestión. En cambio, la miró fijamente, con ojos tristes.
—Sin falsa modestia, soy muy bueno en lo que hago, pero en mi profesión, encontrar muerte y dolor es inevitable. A veces es el infierno en la tierra, intentando ayudar a alguien con una herida mortal o una enfermedad incurable, teniendo a un marido al lado que me pide que salve a su esposa, o a un niño que me pide que no deje morir a su madre. A menudo, a pesar de mis mejores esfuerzos, fracaso. Intento encontrar las palabras correctas, ofrecer consuelo, dar una explicación de por qué pasan las cosas... pero no hay palabras —su cara se ladeó parcialmente, pero ella vio el débil rubor que coloreaba su mejilla bronceada—. Recuerdo la cara de cada paciente que ha muerto bajo mi cuidado. Y en las noches que no puedo dejar de pensar en ellos, necesito algo... alguien... que me ayude a olvidar. Al menos durante un rato —él le echó un vistazo con cautela— Últimamente esto no me está funcionando muy bien."

"— ¿Y que ha pasado con lo de elegir con sensatez?
—Algunas decisiones son tan importantes que deben ser tomadas con el corazón.
Tomándole la mano, él le besó las yemas de los dedos una a una.
— ¿Cuándo has decidido eso? —le preguntó tras la pantalla de sus delgados dedos.
Lydia sonrió abiertamente cuando sintió que su resistencia se había esfumado.
—Hace dos minutos."


2 comentarios:

Niusa dijo...

saludos!
cuando leí estos relatos, aun no me leyera la saga jugadores de Lisa Kleypas, por lo que no sabia que la prota era la hija de Derek, cuando lo supe me lo volví a leer, jajaja, ya sé que no importa el no haber leído la historia de su padre pero lo lees con otros ojos. Quizás al ser relatos cortos yo no los disfrute demasiado, no sé, no acabaron de llenarme, ni este ni los otros dos.
Bicos!

Fani dijo...

Hola!

Sí, a mí me pasó con El diablo en invierno... Lo leí antes que los demás libros de la serie y después, cuando lo releí, reparé en un montón de detalles en los que no me había fijado.

Pues a mí los relatos cortos, la verdad, me gustaron mucho. No tanto como las novelas, claro, porque no profundizan tanto, pero me gustaron. De todas formas, yo con Kleypas no soy imparcial, lo reconozco xD

Biquiños!

ir arriba
Myspace Comments