"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

sábado, 5 de mayo de 2012

Diez lecciones para dar caza a un lord… y que te adore (Sarah MacLean)



“Desde el momento en que una popular revista femenina le nombra el “soltero más codiciado de Londres”, lord Nicholas St. John se ver perseguido a todas horas por mujeres que solo piensan en contraer matrimonio. Por eso, cuando se le presenta la oportunidad de escapar de ese suplicio la aprovecha sin pensárselo dos veces… Pero en su camino se cruza lady Isabel Townsend, la mujer más terca y deliciosa que ha conocido nunca.”

Diez lecciones para dar caza a un lord… y que te adore supone la segunda entrega de la exitosa serie “Love by numbers” de Sarah MacLean. En ella nos encontramos con lord Nicholas, hermano gemelo del marqués de Ralston, e Isabel, una joven más que peculiar.

Nicholas es un dechado de virtudes. Encantador, inteligente, apuesto y extremadamente rico. Hermano de un marqués, bien considerado por la sociedad y con amigos influyentes allá donde vaya. Responsable, comprometido con su familia y seguro de sí mismo. En resumen, el modelo que cualquier caballero londinense que se precie debería seguir. Y, evidentemente, el tipo de esposo que cualquier jovencita casadera de altas miras debería perseguir. Obviamente, no parece que haya nada negativo en esta caracterización, nada por lo que un aristócrata como él deba avergonzarse. Es, simplemente, el hombre perfecto y los que lo conocen lo saben. El problema surge cuando cierta revista de cotilleos decide proclamarlo a los cuatro vientos e informar a todos los demás habitantes de Londres de que él constituye el ideal masculino.

Así, de la noche a la mañana, el tranquilo Nicholas St. John se encuentra siendo el objetivo de la persecución más absurda y delirante que se haya visto jamás en la capital inglesa. De un día para otro, todas las mujeres de la ciudad tienen una maravillosa estatua de valor incalculable que él debe ir a ver, una reliquia que él debe valorar o una obra de arte que mostrarle. No obstante, el punto clave de este surrealista seguimiento lo marca el mismo medio que lo inició. No contenta con nombrarlo el soltero del momento, la conocida revista decide publicar diez lecciones… ¡para dar caza a un lord! Sobra decir que, tras comprobar que evitar el asedio en Londres es completamente imposible, lord Nicholas pone pies en polvorosa… solo para encontrarse cara a cara con la mujer más peculiar y fascinante que haya conocido nunca.

Lady Isabel no ha tenido una vida fácil. Ha tenido que aprender a seguir adelante sola y no porque no haya tenido oportunidad de casarse. En absoluto. A su puerta han llegado montones de hombres reclamando su mano. Una mano que habían ganado en una partida de cartas. Contra su padre.
Así pues, con ese irresponsable que tiene por padre y la complicada vida que ha llevado, ha aprendido a sobrevivir por su cuenta. Ha aprendido a salir adelante. Y sabe cuánto cuesta hacerlo cuando no tienes el apoyo de nadie. Por eso, cuando alguna joven desamparada en condiciones difíciles llama a su puerta no puede negarse a acogerla. Da igual que sea una costurera o la hermana de un duque. Cualquier mujer en apuros tiene un lugar en su casa.

No obstante, mantener a todas esas bocas supone una inversión de dinero considerable. Dinero que ella no tiene. Así pues, cuando la situación llega al límite solo le queda una opción: vender su colección de estatuas. Aunque eso suponga renunciar al último capricho que le queda.

Cuando pasé la última página de Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja lo hice con la seguridad de que acababa de descubrir a una AUTORA, con mayúsculas, de esas que tanto me gustan. Supe, sin ningún tipo de duda, que acababa de terminar una novela que tendría que incluir en cualquier listado de mis favoritas. Pero, sobre todo, me di cuenta de que Sarah MacLean y sus personajes acababan de ganarse una fan incondicional, una de esas seguidoras que se plantaría en la librería el mismo día en que se publicaran sus novelas, en busca de una buena dosis de ironía, humor, dulzura e ingenio.

Así pues, en cuanto Nick vio la luz me lancé a por él sin pensármelo dos veces. No necesitaba leer críticas ni leerme el argumento. Me bastaba con saber quién era él y quién lo había escrito. Evidentemente, este tipo de acciones son bastante arriesgadas, pero, en este caso, no me arrepiento.

Diez lecciones para dar caza a un lord es, simplemente, una novela maravillosa. Cargada de esos momentos cómicos tan típicos de la autora. Repleta de escenas sensuales, de esas que ya nos encontrábamos en la entrega anterior. Pero, sobre todo, con una dulzura increíble, de esa que, lejos de resultar empalagosa, te hace soñar con los ojos abiertos.

Los personajes, a muchos de los cuales ya conocíamos, son estupendos, perfectamente caracterizados y con una personalidad tan clara, tan propia, que cualquiera que, tras leer la novela, se los encontrara por la calle, no se extrañaría.

Asimismo, el estilo es el mismo que el que nos encontrábamos en Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja. Ágil, sencillo, fluido, un estilo que consigue que la novela se pase volando y que la termines con el ferviente deseo de que salga pronto la siguiente.

En definitiva, Diez lecciones es, sencillamente, una novela maravillosa, una historia de sobresaliente. El único motivo por el que no le doy el 10 es porque no me identifiqué tanto con el personaje femenino como en la entrega anterior y porque, en realidad, esta historia no es tan sorprendente como su precedente. Aun así, sin duda, le doy un 9.

4 comentarios:

LadyMarian dijo...

Uy! Parece que te gustó! Qué bien! Lo que no me gusta es la portada.No está a la altura de lo que veo que es el libro.
Me gustó mucho la reseña!

Besotes!

LuZerna dijo...

Muchas gracias por la crítica Fani. La verdad es que tienen buena pinta.

Saludos ;D

Fani dijo...

Hola ladyMarian!

Bueno, yo del tema de las portadas hace mucho que he decidido no hablar xD La verdad es que hay muy poquitas que me gusten (por ejemplo, las de Plaza & Janes me encantan). El libro está muy bien aunque no tanto como el primero. De todos modos, es mi opinión, hay gente a la que no le gustó.
Biquiñossss

Fani dijo...

Hola Luzerna!

Gracias a ti por pasarte. Para mí el libro está genial pero, bueno, hay gente que no está de acuerdo. Es cuestión de gustos...

Biquiños!

ir arriba
Myspace Comments