"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

sábado, 24 de diciembre de 2011

En brazos del pirata (Connie Mason)

                             



Editorial: Ediciones Pàmies, Phoebe / Abril 2010
ISBN: 978-84-96952-59-1
Género: Histórico

Título original: Taken By You
Editorial original: Harper Collins / Febrero 1996
ISBN original: 0-380-77998-6

“Un pirata sin escrúpulos
El aristócrata inglés Morgan Scott, conocido como El Diablo, atacaba sin piedad a todas las naves que cruzaban el océano Atlántico buscando vengarse por los cinco años de brutal cautiverio que había pasado a bordo de un barco español. Cuando su barco abordó elSanta Cruz, encontró la ocasión perfecta para llevar a cabo esa venganza: una inocente dama española, recién salida del convento, cuyo cuerpo podía hacer suyo para de ese modo humillar a su gente. Pero pronto Morgan se encontró dividido entre el deseo de venganza y la pasión que ella le provocaba.
Una extraña cautiva
La vida de Lucía Santiago cambió de forma traumática cuando su padre le informó que había acordado su matrimonio con el poderoso gobernador de Cuba, y que por lo tanto tenía que dejar el convento en el que había vivido hasta ahora y en el que era feliz. Su situación no mejoró con el repentino abordaje que sufrió su barco en aguas del Caribe. Pero aunque temía por su suerte a manos de aquel poderoso y temible pirata, Lucía luchaba contra el desbordante deseo que él le inspiraba, con aquellos ojos azules como el mar y aquel cuerpo flexible cuyos músculos parecían sacados de la estatua de un dios griego. Por más que se estuviera haciendo pasar por monja, las encendidas emociones que sentía entre los fuertes brazos de Morgan eran cualquier cosa menos santas, y fueron consumiendo la cólera que los separaba hasta que no tuvieron más remedio que rendirse a sus sentimientos...” (Sinopsis extraída de Autoras en la Sombra)

En brazos del pirata es una novela de corte histórico perteneciente a la conocida autora de novela romántica Connie Mason.

En ella se nos narra la historia de Lucía, una joven española cuya mayor aspiración es convertirse en monja, y Morgan, un hombre duro y cínico que perdió el corazón junto con su familia, cuando fueron atacados por los españoles.

Lo cierto es que adoptar una posición determinada frente a una novela suele resultarme fácil. O me gusta o no me gusta, no suelo dudar en estas cuestiones. No obstante, lo cierto es que con En brazos del pirata la cosa no me resulta tan sencilla.

Lucía es un personaje peculiar, “diferente”, que se aleja en algunos aspectos del tipo de protagonista femenina que solemos encontrarnos en este tipo de novelas. Como la mayoría de las féminas que aparecen en la romántica histórica, es una joven inocente, refinada y recatada. Sin embargo, su principal característica es, sin ningún tipo de duda, su fe. Lucía quiere ser monja por encima de los deseos de su padre de casarla con el gobernador de Cuba, de los deseos de Morgan de hacerla suya y, en algunos momentos, de sus propios deseos de entregarse al pirata. A lo largo de la historia, se mantiene un constante tira y afloja entre sus creencias religiosas y sus deseos más terrenales.

Morgan, por su parte, es un cínico, un corsario despiadado que ha convertido la venganza en el único objetivo de su vida. Siendo poco más que un niño, vio morir a aquellos a los que quería a manos de los españoles, fue cautivado y maltratado. No es de extrañar, pues, que los navíos procedentes de España constituyan no su principal objetivo, sino su único objetivo. Hasta que aquella belleza morena vestida de monja aparece ante él. En ese momento, Morgan se da cuenta de que debe de quedar algo de caballerosidad en él porque, en el fondo, no desea lastimarla.

El argumento es interesante, con una historia que, si bien no escapa demasiado a los convencionalismos, tampoco cae de lleno en los tópicos a los que nos tienen acostumbradas este tipo de novelas. No obstante, hay determinadas cosas que no me han convencido.
En primer lugar, y para mí el más importante, la historia no logra transmitir ese sentimiento de veracidad que parece imprescindible. Por más que leía, lo cierto es que no lograba terminar de creerme lo que me estaban contando. Y no es porque la obra esté mal escrita, en absoluto, sino que, sencillamente, no llegué a entender cuál era esa característica tan irresistible que tenía Lucía y que dejó prendado a Morgan desde el primer momento. Sin embargo, he de decir que, tal vez, haya sido mi propio escepticismo hacia eso de los flechazos lo que haya impedido que la historia me enganchara del todo.

Por otro lado, he de reconocer que el fervor religioso de Lucía en algunas escenas me sacaba de quicio. Y es que, si en algunas escenas más que devoción lo suyo era fanatismo, en otras sus acciones resultan completamente ridículas.

Aún así, la verdad es que la novela me ha provocado sentimientos contradictorios. No puedo decir que no me gustó porque no sería cierto. A pesar de los puntos enumerados anteriormente, la obra está bien escrita, la historia engancha y los personajes resultan bastante atractivos.

Le doy un 6,5.

0 comentarios:

ir arriba
Myspace Comments