"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

sábado, 16 de octubre de 2010

Corazón de fuego(Gaelen Foley)

Lucien Knight se ha ganado a pulso el sobrenombre de “Lucifer”. Antes de la guerra, él y su gemelo Damien, alias “Demonio”, dedicaron todos sus esfuerzos a seducir al mayor número de mujeres posible. Después de esta y tras alejarse de su hermano más de lo que le gustaría, él solo ha dado pie a uno de los mayores escándalos del momento. Sin temor a las consecuencias, ha recuperado el Hellfire Club, el club de depravación y libertinaje que, años atrás, había creado su padre. Lo que muy pocos saben es que Lucien no es, en realidad, quien aparenta ser…

Y que lo que más ansia en la vida es lo único que ha estado siempre fuera de su alcance.

Alice Montague es el ejemplo perfecto de joven dama hermosa y recatada. Tras perder a sus padres siendo poco más que una niña, siempre ha estado extremadamente unida a su hermano. Hasta que la guerra se lo arrebata y la deja prácticamente sola. Sólo una persona le queda para aliviar su soledad. Una personita de tres años cuyo cariño y dulzura han impedido que caiga en la desesperación. Su sobrino Harry. Lástima que su madre, la caprichosa y voluble Caro, esté más preocupada por divertirse con su amante, Lucien Knight, que por cuidar de su hijo. Por eso, cuando el pequeño cae enfermo, la paciencia de Alice se agota. Por una vez en su vida, Caro se comportará como es debido, aunque para ello tenga que ir a la mansión Revell y arrastrarla de vuelta. Lástima que los planes nunca salgan como se espera…

Y es que, tras su primer encuento con “Lucifer”, sabe que está perdida. Jamás podrá librarse de él. Sobre todo, porque Lucien ha decidido que aquella mujer es la respuesta a todas sus plegarías y no está dispuesto a dejarla marchar.

Corazón de fuego supone la segunda entrega de la serie Knight de la autora Gaelen Foley. En la primera entrega ya se nos hablaba de él pero no es hasta esta novela que conocemos a los dos atractivos y misteriosos gemelos Knight.

Desde la primera página nos damos cuenta de que Lucien es un hombre perverso, acostumbrado a salirse con la suya. No obstante, a medida que vamos conociendo a este enigmático personaje nos vamos dando cuenta de que, en realidad, no es lo que parece. Lucien es un individuo atormentado, un hombre que ha vivido siempre a la sombra de su gemelo Damien, “el héroe”, mientras que él no ha sido más que “el otro”. Convencido de que juntos eran invencibles, ingresó en el ejército, siguiendo a su hermano, cuando lo que en realidad deseaba era dedicarse a la medicina. Renunciando a sus sueños, a sus anhelos e, incluso, al respeto por si mismo, Lucien siguió a su hermano y le brindó todo su apoyo y ayuda… Sólo para que Damien acabase alejándose de él. Ahora, tras haber perdido a la única persona que verdaderamente lo comprendía, se ha quedado solo. Por eso, cuando Alice Montague, con su etérea belleza y su alma incólume, aparece en su casa se da cuenta de que aquella mujer es la única que puede salvarle. Y, por eso, no puede dejarla marchar…

Aún cuando, para retenerla, tenga que recurrir a una estrategia propia del mismísimo Lucifer.

Alice, por su parte, se nos presenta como la mujer perfecta. Dulce, bondadosa, comprensiva, cariñosa y tremendamente hermosa, ha dedicado los últimos años a cuidar de su hermano y de su sobrino. Tal vez por eso todavía no se ha casado, aún cuando tiene algunos pretendientes. Quizá, sencillamente, todavía no ha encontrado al hombre adecuado. Sea cual sea el motivo, está claro que Lucien no es el hombre adecuado para cambiar su estado civil. Malvado y depravado es, además, el amante de su cuñada. Lástima que, obligada por las circunstancias, a Alice no le quede más remedio que conocer al verdadero Lucien…

Y caer rendida a sus pies.

Lo cierto es que Corazón de fuego, junto con Corazón de Hielo (la novela de Damien), son mis novelas favoritas de esta serie (seguidas muy de cerca por Enamorada del diablo y Seductora inocencia). A través de ellas conocemos a dos hombres a los que la guerra y las circunstancias de su nacimiento han marcado terriblemente, convirtiéndolos en seres misteriosos, aparentemente fríos y despiadados pero que, en el fondo, no son más que fachada. A través de sus páginas se nos va revelando una historia que, poco a poco, nos sumergirá y nos hará sentirnos parte de esa gran familia que son los Knight. Sin duda, una de esas novelas que vale la pena leer y releer…

Y releer…

Y releer…

¿He dicho ya que vale la pena releerla? Para mí esta es la décima relectura.


8 comentarios:

Pasajes románticos dijo...

Oh me encanta esta novela!!
En realidad toda la serie!
Yo como tú no paro de releerla.
Un beso!!
Dácil

fani dijo...

Hola Dácil!
Yo creo que es una de las mejores series de novela romántica que se han escrito. La verdad es que Gaelen Foley se ha convertido en una de mis autoras favoritas ^_^
Biquiños!

Angy dijo...

Tienes regalos en mi blog,hojala te gusta-besos y feliz finde......

Angy((Out of the Blue))

http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/10/regalos-for-weekend.html

LadyMarian dijo...

En su momento me gustó pero luego me distancié un poco de esta autora. Bueno, en realidad estoy en crisis con las novelas románticas históricas. No me están enganchando mucho excepto algunas excepciones.

Besotes

fani dijo...

Hola Angy!!!
Muchas gracias, me paso ahora mismo ^_^
Biquiños!

fani dijo...

Hola LadyMarian!!
Bueno, la verdad es que últimamente todo lo que sale de histórica es muy parecido así que no me extraña... De todos modos, creo que acabará pasando con todos los géneros, hay muy pocas autoras que se atrevan a innovar. A mí me pasa con la paranormal. Últimamente no leo nada porque todo me suena parecido ^_^
Biquiños!

LadyMarian dijo...

Bueno, con paranormal me pasa lo mismo! Ayer justamente pasé por una librería y vi que habían hecho cambios en las estanterías. Habían dedicado un sector a vampiros y todo lo paranormal. Estuve mirando y nada me tentaba! También creo que ha habido una avalancha tan grande de paranormal que ya a algunos lectores nos están saturando (sobre todo si una no es súper fanática del género).

Besos

fani dijo...

Ya... Creo que se está abusando del tema "soy un vampiro malo malísimo que estoy como quiero y que necesito que me rescaten de mis demonios interiores". Que a mí me gustan los vampiros, pero, ahora mismo, creo que todos ellos, sean de la autora que sean, se parecen misteriosamente a los de Ward y Kenyon y no aportan nada nuevo... Ni siquiera estas dos autoras se están esmerando demasiado en sus últimas historias :'(
Biquiños!

ir arriba
Myspace Comments