"El conde sintió un dolor punzante en el corazón como nunca había sentido. Si ella moría, él no querría seguir viviendo" Julia, Karen Robards.

lunes, 16 de noviembre de 2009

El mas esperado... ¡Acheron!

Este fin de semana he podido leer, por fin, la que era para mi la historia más esperada de la serie Dark Hunters de la Kenyon... ¡La historia de Ash! Y lo cierto es que, en cuanto la terminé, en lo primero que pensé fue en que tenia que colgar, cuanto antes, la critica en el blog. Así que, tras advertiros que debido a la emoción y efusividad del momento esta critica PUEDE CONTENER SPOILERS, me pongo a ello. Primero de nada, la sinopsis de la novela.

“En tu pasado yace tu futuro…”

Once mil años atrás nació un dios. Maldito en el cuerpo de un humano, Acheron resistió una vida de odio. Su muerte humana desató un incalificable horror que casi destruye la tierra. En contra de su voluntad, se convirtió en el único defensor de la humanidad.Sólo que nunca fue tan simple…Durante siglos, luchó por nuestra supervivencia y ocultó un pasado que nunca quiso revelar.
Hasta que una solitaria mujer que se negaba a dejarse intimidar por él amenazó su solitaria existencia. Ahora su supervivencia, y la nuestra, depende de ella y viejos enemigos volverán a despertar para matarlos a ambos.


La guerra nunca ha sido más mortal… o más divertida.

Quizás haya sido porque desde que leí por primera vez una novela de los Dark Hunters (en mi caso, me “inicié” con Placeres de la noche) desee tener en mis manos la historia de este dios. Tal vez haya sido porque desde que lo “conocí”, tan misterioso, callado y tremendamente sexy, me enamoré perdidamente de él. O a lo mejor es que, sencillamente, la Kenyon se ha superado (lo cual es difícil dado la calidad de esta autora) y ha creado su obra maestra particular. Y es que, en mi opinión, no se puede calificar esta novela de otra manera. Es una obra maestra, una creación que engancha desde el primer momento y que no pierde en ningún momento el interés a pesar de sus setecientas y pico paginas. A mi, he de reconocerlo, me ha anulado como persona durante todo el fin de semana pues el tiempo que no he tenido más remedio que dedicar a otras cosas me lo pasaba imaginando qué vendría después, qué terribles acontecimientos le sucederían al pobre Acheron. Y es que, la historia del “jefazo” de los Dark Hunters es, también, la más atroz.

La primera parte, aquella que narra la vida del Ash humano, los malos tratos y vejaciones a los que fue sometido, el desprecio y el rechazo de los que lo rodeaban y la terrible soledad y desesperación que sufría, hace que se nos salten las lagrimas, que se nos erice la piel y experimentemos las emociones de este personaje en primera persona. Y es que en estas primeras paginas, los hechos terribles que se nos narran hacen imposible para la autora emplear ese sentido del humor que caracteriza sus novelas. La vida de Acheron es una catástrofe y resulta inadmisible bromear sobre ella. No hay lugar para la risa ni para sucesos alegres. La vida de Ash es una tragedia y no hay otro modo de relatarla.

La segunda parte, situada ya en la actualidad, recupera un poco de ese humor agudo e irónico que caracteriza a los Dark Hunters. La aparición de algunos de estos, así como de Tory, una sorprendente e inteligente mujer que pone la vida de Acheron patas arriba, hace posible este cambio. Aun así, la soledad, el miedo al rechazo y el dolor por el pasado seguirán muy presentes hasta el final haciendo que el lector se sienta muy próximo al protagonista. La psicología del protagonista sera el elemento base de la trama, lo que no quiere decir que carezca de acción o emoción. Las persecuciones y batallas con los daimons seguirán presentes pero en menor medida. Los enfrentamientos con Artemisa y las dificultades que presenta la relación entre Tory y Ash supondrán la acción principal, el hilo argumental. Por supuesto, y no pudiendo ser de otro modo, muchos de los protagonistas de las novelas anteriores aparecen en un momento u otro del libro. Tengo que destacar la aparición de un par de personajes que protagonizan una de las escenas más divertidas de la novela y que me recuerdan a una ferviente seguidora de los Dark Hunters (a la que suelo volver loca con mis preguntas dada mi manía de leerme los libros desordenados). Y es que cuando Valerius y su esposa Tabitha hacen su aparición nadie permanece indiferente. Totalmente opuestos, la mujer es como un huracán que vuelve loco a cualquiera que este cerca de ella (menos a su esposo que, en mi opinión, se ha ganado el premio a la paciencia) y, en esta ocasión, no podía ser diferente. Y es que Tory no sabe en donde se mete cuando acude a su negocio...

En definitiva, Acheron es una novela larga, muy larga, con un argumento que no dejara a nadie indiferente y que, desde luego, merece ser leída.

4 comentarios:

LadyMarian dijo...

Hola!! Cómo estás?
Una crítica tentadora! Yo todavía estoy por los primeros de la serie. Tengo que empezar el segundo o tercero. Mientras tanto voy afilando los colmillos con esta crítica ;)
Besos

fani dijo...

A mi aun me quedan algunos de atras por leer... por ejemplo, el de Julian. Pero soy debil y cuando alguno de ellos cae en mis manos no puedo resistirme a leerlo aunque me falten los de atras. De todas formas Acheron es Acheron y por el cualquier esfuerzo vale la pena. En serio, te lo recomiendo aunque hay que reconocer que es muy largo.. pero es genial.

Anónimo dijo...

Yo he leido a estas alturas casi todos los de la saga, aunque en desorden (lo cual me ha fastidiado alguna que otra sorpresa, pero en fin). En cualquier caso, no hay color. El mejor libro es este. La historia de Acheron te pone los pelos de punta y no puedes menos que compadecerle por haber nacido con tan mala estrella. Además, es totalmente acorde con las insinuaciones y frases sueltas que han ido cayendo a lo largo de los otros libros. Y, por una vez, una historia de estas (muy esperada, con un personaje muy complejo), no decepciona en absoluto. De hecho, es mucho mejor de lo que esperaba... lo cual me hace dar un voto de confianza a las crónicas de Nick Gautier, si bien este personaje me cae más mal que bien.

fani dijo...

Yo he de reconocer que Acheron ha sido siempre mi favorito por lo que estaba bastante condicionada a la hora de leer este libro. Aun asi, aunque hubiese sido dificil que me defraudase lo que si podia suceder es que me supiese a poco... Algo que no ha pasado en absoluto. Creo que la historia esta muy bien tratada, muy bien estructurada, y aunque la primera parte sea muy tragica en la segunda vuelve al humor propio de la Kenyon... No sep, hay alguna novela de esta serie que me ha defraudado un poco pero despues de esto creo que yo tambien le voy a dar una oportunidad a Nick ;)

ir arriba
Myspace Comments